4 consejos para un buen sexo rápido

A veces cuando las ganas nos apuran, no todos tenemos tiempo, o la cantidad de tiempo que nos gustaría para tener sexo con nuestra pareja, pero aún así no queremos dejar de hacerlo porque eso significaría estar descuidando realmente a nuestro ser querido. Si se presenta la oportunidad de un momento de sexo rápido, lo mejor que puedes hacer es olvidarte de todo, relajarte y disfrutar. Sea lo que sea siempre será mejor que te mantengas activamente encendida, que esperar otros momentos.

Las ganas de tener sexo, pueden agarrarnos donde sea, uno nunca estará preparado para eso, ni sabrá cuando es el momento adecuado, si será en el trabajo, en la casa de una amiga, en la casa con los chicos presentes, hasta en el peor de los casos, en la casa de la suegra.

Antes que nada, aclaremos un punto, cuando de sexo rápido se trata no hay estimulación ni juegos previos, simplemente se dan por las ganas y el deseos de ambos, y tiene que ser vivido en el momento. Por tanto si has pasado por este momento alguna vez, para la próxima ten en cuenta estos 4 consejos.

  1. Llevar siempre prevención: el truco del preservativo en la billetera lo sabemos todos. No obstante las mujeres también debemos hacerlo. Vayamos donde vayamos, nunca está demás llevar un preservativo en la cartera. Olvídate de los tabús que establece la sociedad. Nadie cuidará mejor de ti, y no habrá mejor manera de disfrutar de un buen sexo rápido que estando prevenida.

  2. Tener siempre lubricante a mano: cuando de sexo rápido se trata, a veces no llegamos a lubricar como  cuando tenemos tiempo de juegos previos y caricias. Por tanto, al lado del preservativo, lleva siempre lubricante, para que todo sea más efectivo de lo que podría ser naturalmente, teniendo una mejor penetración.

  3. Ropa ligera: Si eres de las mujeres que están expuestas a encuentros rápidos y casuales, lo mejor es que optes por vestimentas sueltas, y dejes de lado los pantalones ajustados, las blusas con botones, las medias difíciles de sacar. Ponte un vestido y ropa interior que no sea ajustada y disfruta fácilmente del momento.

  4. Ser lo suficientemente práctica: hay que ir siempre a lo seguro, cuando de sexo rápido se trata no siempre la espontaneidad es la mejor amiga, para asegurarnos la penetración. Lo mejor es que se tenga en cuenta la práctica del sexo oral. Nadie dice que no se pueda confiar en el azar… pero siempre es mejor ir a lo seguro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?