5 claves para usar un lubricante íntimo

Te invitamos a revisar algunos datos fundamentales que debes tomar en cuenta a la hora de usar uno de estos proyectos.

Por Jessica Ramos Valenzuela

Los lubricantes íntimos son productos que pueden convertirse en un verdadero apoyo para la vida sexual y que hoy no solo están dirigidas a aquellas mujeres que padecen de disfunciones sexuales, sino que a toda aquella que quiere innovar u optimizar en su vida erótica.

Por lo mismo, acá te damos 5 claves de estos productos que debería ser parte de tu kit ?must have? erótico.

1-Reconocer tu tipo piel

Actualmente puedes encontrar lubricantes para todo tipo de pieles. Por ejemplo, si eres de piel sensible, es recomendable para ti un producto orgánico que no contenga sustancias químicas, hay otros que brindan una lubricación más duradera, etcétera.

2-Saber para qué lo quieres

Hay lubricantes vaginales, para ocupar para el sexo oral y también para apoyar la práctica del sexo anal. Es por esto que es importante que tengas clara para qué actividad requieres este producto para así adquirir el ideal.

3-Revisar la fecha de vencimiento

Los lubricantes íntimos tienen fecha de expiración, una vez caducada, puede que el producto deje de hacer efecto o pueda generar algún problema de salud. Es por esto que es muy importante que revises esta fecha.

4-Revisar si es compatible con el condón

Es vital que revises en el etiquetado si es que el lubricante es compatible con el látex, ya que de lo contrario, puede dañar o romper el preservativo.

5-Saber que no todos los aceites comestibles son lubricantes

Uno de los errores más comunes es pensar que los aceites comestibles son para uso externo e interno (en los genitales) y no siempre es así, para ello, es vital que leas con detención la etiqueta del producto, de lo contrario, podría generar algún tipo de reacción alérgica o molestia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?