5 formas para disfrutar del bondage

Te invitamos a descubrir algunas alternativas para experimentar nuevas sensaciones a través de esta práctica sexual.

La palabra bondage es una palabra que proviene de la lengua francesa y significa cautiverio. Esta es una práctica que forma parte del llamado BDSM, sigla resultante de las siguientes palabras: bondage, disciplina, dominación, sumisión, sadismo y masoquismo.

Acá te aconsejamos cinco formas en que puedes disfrutar del bondage sin culpas:

1. El mundo del BDSM es inmensamente amplio y sofisticado por lo que muy probablemente hay prácticas de Bondage, Dominación, Sadismo y Masoquismo que no conoces y que podrían transformarse en tus favoritas. Por lo mismo, es importante estudiar sobre ellas e informarse a través de fuentes serias y confiables.

2. Para que estemos hablando de BDSM se tienen que cumplir las reglas del SSC, es decir, prácticas Sensatas, Seguras y Consensuadas, que son muy distintas a la violencia y el abuso, si no tienes clara la diferencia, abstente o sigue estudiando.

3. Esto debería aplicar para todas las prácticas sexuales, incluso las más tradicionales, sin embargo, sobre todo en el BDSM, es necesario establecer de manera clara acuerdos sobre lo que se puede y no se puede hacer en un encuentro sexual. Es decir, dentro de las prácticas SSC, cada persona podría desear explorar o no cosas específicas, y eso debe ser explicitado y comunicado a la pareja antes de empezar a jugar.

4. Vinculado al punto 3, es necesario usar códigos de lenguaje precisos que sirvan para, en todo momento, poder guiar a las personas que están compartiendo la práctica, a saber en qué está el otro o la otra. Si los planes iniciales se mantienen, si es posible aumentar o disminuir intensidades, si es necesario detenerse, etc. hay algunos códigos estándar pero también se pueden construir otros personalizados, basta que todos los participantes los conozcan claramente. Un modo que utilizan muchas parejas es la llamada palabra de seguridad, vale decir, elegir una determinada palabra entre ambos que signifique que es hora de detenerse porque lo que se está haciendo es incómodo, doloroso o poco placentero.

5. Usa utensilios seguros. No todo lo que se vende como accesorios BDSM es seguro para jugar ni todo lo que tienes en casa se puede transformar en juguete. Calcula posibles riesgos, ten a mano

todo lo necesario en caso de emergencia y escoge tus accesorios haciendo un análisis crítico de los materiales y aplicando todo lo que ya habrás estudiado.

Productos relacionados

Teddy Love

Kit complete compliance

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?