Aceites de masajes

6.jpg

Las relaciones de pareja necesitan renovarse todo el tiempo. La monotonía y la falta de imaginación es de las peores cosas que le pueden ocurrir a una relación. Es por eso que hay que incentivar a los clientes a experimentar cosas nuevas y así sorprender al máximo a su pareja. El uso de aceites de masajes puede ser una muy buena práctica.

Hoy en día existen distintos tipos de aceites de masajes que ayudarán a dar placer y excitación en todo momento. Dentro de la gama de aceites de masajes, encontrarás aceites de sabores, aceites con fragancias, aceites comestibles y aceites que son capaces de generar frio o calor.

Este tipo de aceites, son perfectos para jugar con distintas temperaturas ya que cuando el aceite tiene contacto con la piel generará un efecto completamente distinto al esperado. Con ello, podrás comenzar a recorrer todo el cuerpo de tu pareja y hacer distintos juegos.

Es importante que le aclares a tus clientes que no es necesario saber hacer masajes para hacer uso de aceites. Los aceites de masajes están destinados a dar placer y tener distintas experiencias a las que se está acostumbrado. Se trata de jugar con ellos y ser creativos. Por supuesto que si alguno de ellos sabe dar masajes de verdad, las consecuencias y la experiencia será mucho mejor aún.

Algunos aceites de masajes además son versátiles, porque también permiten utilizarse como lubricantes, con lo cual, se estará haciendo un uso mayor aún de sus beneficios.

Si notas que el cliente no está seguro de qué tipo de aceites de masajes llevar, puedes proponerle llevar varios para que pruebe sus efectos. También podrías probar parte de los aceites en un brazo para que vean la sensación que genera, o mejor aún, ofrecerle un kit de lubricantes y aceites donde encontrarán todo lo necesario para disfrutar junto a su pareja y experimentar nuevos momentos. Los aceites aromáticos y comestibles son perfectos para comenzar y perder el miedo.

Recomiéndales generar un ambiente adecuado con velas, con sábanas de seda o incluso flores y un poco de música con una luz tenue en la que inviten a sus parejas a vivir experiencias inolvidables. Ese es el momento de perder por completo la vergüenza y dejarse llevar. Si te enfrentas a clientes tímidos, puedes recomendarles también ver videos en internet en los que se enseñe a hacer masajes, así no sentirán que están haciendo el ridículo, aunque repite constantemente que no se trata de hacer un masaje profesional, sino que se trata simplemente de hacer disfrutar a la pareja con algo distinto y novedoso a lo habitual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?