Adiós a la timidez sexual con estas posiciones

Aunque algunos lo llevan mejor que otros, lo cierto es que hombres y mujeres muchas veces sentimos vergüenza a la hora del sexo. Puede incluso que llevemos una vida con nuestra pareja y no nos animemos siquiera a cambiar la rutina de nuestras posiciones. Claro que por ser una cuestión de temor no es tan fácil proponer un cambio sexual aunque sepamos que la relación no se dañará por un planteo por el estilo. Sin embargo, es fundamental que sepas que existen posiciones sexuales que pueden ayudarte a terminar con tu timidez sexual y abrir tu mente a una mejor estimulación para llegar a hacer las grandes del kamasutra sin ningún prejuicio.

  • Posición libélula: para esta posición se necesita que ella se acueste de lado con las piernas estiradas mientras que el hombre se coloca atrás de ella. Sin necesariamente voltear la cabeza para mirarlo, la mujer tiene que colocar una de sus piernas hacia atrás apoyándola encima de su pareja.
  • Posición silla: Como su nombre lo indica para esta posición necesitarán una silla o algún lugar para sentarse que sea cómodo para el hombre puesto que él tendrá que permanecer allí. La mujer tan sólo lo que debe hacer es sentarse frente y encima de él. Sus manos quedarán libres para el juego de caricias y roces.
  • Posición de alineación perfecta: si conocen el misionero, entonces es muy parecida. En vez de que el hombre se coloque por encima de la mujer, ahora se hará lo contrario, la mujer va a colocarse por encima del hombre. Esta posición es una de las preferidas por todas las mujeres ya que el contacto que establece hace que se estimulen las zonas erógenas femeninas.
  • Posición balanza: para ella también se necesitará una silla y el hombre también se sentará en ella, solo que la mujer esta vez se posicionará encima de él dándole la espalda, para que con sus manos libres, su pareja pueda estimular otras zonas de la mujer.
  • Posición carretillas: aunque es un tanto arriesgada e incómoda, esta posición consta de que ella se coloque en el bode de la cama, mientras que su pareja debe sostenerla desde las piernas, para que la penetración sea realmente efectiva y placentera. Si no te animas con esta porque te parece muy arriesgada, entonces dile adiós a la timidez sexual con las posiciones anteriores que seguramente te resultaran muy efectivas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?