Algunas curiosidades que no conoces sobre la postura del misionero

Tratándose de la postura sexual más conocida de todas, de seguro que hay algunas curiosidades de ello que no conoces y que te podrían llegar a aportar algunos trucos para cambiar y aprovechar al máximo la postura del misionero:

  • Sexualmente hablando, en los Estados Unidos, en el estado de Florida es la única práctica que se permite. Si bien todos los estados tienen leyes que limitan las libres prácticas sexuales, solo Florida es quien cumple a raja tabla la ley. Allí solo se permiten pocas posturas, el misionero es una de ella.
  • Aunque una es la más reconocida, la postura puede llevarse a cabo de múltiples formas: la más frecuente es llevarla a cabo de forma cloital, pero también se puede usar de forma anal e intercrural. La última consta de utilizar las piernas de uno mismo y los genitales del compañero para lograr la excitación y tener placer mediante la fricción y no la penetración.
  • Se cree que fue la primera postura que se utilizó en el origen. Si bien es una cuestión miles de años, y nunca se puede saber a ciencia cierta, lo lógico y probable es que dado su sensilles sea el misionero, la primera postura optado por los antepasados para reproducir la especie.
  • Aunque ya hace un tiempo prolongado que se conoce como “misionero”, lo cierto es que esta práctica sexual ha tenido otros nombres como “mamá y papá”, “matrimonial”, “iglesia americana”, “posición de superioridad masculina”.
  • No se conoce su originen. Si bien el nombre es un común denominador por todos, y que todos sabemos de lo que se está hablando, lo cierto es que pocos son los que saben o intenta saber por qué se le llama así. Se cree que el nombre viene de la educación sexual que los misioneros les daban a los indígenas, se trataba de procrear la especie dejando bien en claro que el hombre debía estar en posición superior a la mujer. Pero también existe la teoría de que el término nace en el siglo XX cuando a mediados del mismo se comete un error al interpretar textos históricos.
  • Aunque les gusta a hombres y mujeres, es notable que el mayor género que la prefiere son los hombres. Incluso lleva la delantera contra la postura de la vaquera y el perrito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?