Algunos tips para practicar sadomasoquismo de forma segura

Que levante la mano a quién no le han quedado las ganas de practicar sexo sadomasoquista después de haber mirado “50 sombras de Grey”…

Puede que no hayas mirado la película, pero aun así ser de esas personas que les encantaría tener sexo usando el dolor y la dominación para llegar a conseguir un estado de placer nunca antes alcanzado. Esto no está mal, y tampoco es inválido, el tema es que siempre hay que reconocer ciertos límites, sobre todo si nunca antes fue llevado a cabo y no sabe se cómo hacerse. De todos modos, se tenga o no experiencia, hay algo que debe tenerse en cuenta: el sexo sadomasoquista ES seguro.

Sin embargo si quieres informarte cómo mantener sexo sadomasoquista de forma segura no puedes olvidar estos tips que te ayudarán a cumplir tus fantasías de la mejor manera:

• Azotes: nunca es recomendable empezar a “someter” a la persona desde un primer momento. Lo ideal es comenzar normalmente, acariciando la zona que se quiere nalguear. Sé delicado en un principio, empieza por un masaje, y luego ve incrementando el acto suavemente hasta que tu pareja diga “basta”. Ahí debes saber que es el límite y no sobreexigir.
• Privatiza: una de las maneras de tener sexo sadomasoquista de forma segura es empezar por taparle los ojos y los oídos a tu pareja. De esta manera lo que se genera en el cuerpo del otro es el aumento de sensaciones sexuales puesto que no tiene forma de reconocer lo que pasará. Puedes utilizar una venda y taparle los ojos, y luego implementar algún juego en especial. Si quieres pasarla muy bien, lo que puedes hacer es mostrarle a tu pareja cuáles son tus fantasias sexuales, sin utilizar la palabra. Ella tendrá que entender a través de caricias y de roces lo que a ti te gusta, puesto que no escucha, ni ve.
• Inmovilizar: de la misma manera que le has tapado los ojos y los oídos, puedes optar por también maniatar a tu pareja a la cama o al sitio que te guste. Para atar a una persona no es necesario producirle dolor, lo que se tiene que lograr es la desesperación en el otro de no poder mover las manos. Ten siempre unas tijeras a manos, puesto que muchas veces al entrar en el juego del sadomasoquismo muchas personas se exceden en fuerza y llegan a lastimar al otro.

Nunca olvides tener una palabra clave para que ambos sepan que hay que detenerse y terminar el juego de sadomasoquismo cada vez que la escuchen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?