Aprende a usar la lengua y los dedos en el sexo oral

El sexo oral es siempre un placer que tanto hombres y como mujeres buscan en todo momento. Tanto si se trata de dar como de recibir, las grandes vibraciones que puede llegar a generar son tan grandes como para llegar a un orgasmo. Pero dar buen sexo oral no es una cosa fácil y sencilla, sino que se aprende con la práctica y con la adaptación a cada tipo de amante, porque como siempre, cada amante y persona es diferente, con lo cual, hay que amoldarse a ellos.

Saber cómo mover la lengua y los dedos es fundamental tanto si se le da sexo oral a una mujer o a un hombre. Los movimientos es mejor que vayan variando de intensidad porque así generar distintas emociones.

Cuando se le da sexo oral a un hombre, la lengua y la boca pasan a ser las partes más importantes de todas. Jugar con tu lengua en su pene y en todo su miembro alrededor será muy satisfactorio para él. Utiliza tus manos también para poder darle buenos masajes. Es importante que la comunicación esté presente en todo momento con el fin de ver qué es lo que más le gusta y si está disfrutando de lo que haces, ya que quizás, él mismo te indique cómo cambiar y hacerlo mejor.

Si el caso es inverso, y quien recibe sexo oral es una mujer, entonces la lengua y los dedos pasan a ser las herramientas fundamentales. Pasar la lengua por su clítoris de arriba a bajo y de izquierda a derecha cambiando los movimientos hará que vibre de pasión. Puedes introducir unos dedos en su interior y así ir masturbándola, mientras combinas con los lenguetazos que puedas darle en la zona. Al igual que en los hombres, mira cómo le gusta a la mujer, ya que cada mujer es diferente y hay algunas que les gusta que les muerdas un poquito el clítoris mientras que hay otras que prefieren que no y que solo se excitan con los dedos en su interior.

En cualquier caso, ten en cuenta que en el sexo oral, como en cualquier otro sexo, se debe mantener unos patrones de seguridad para no infectarte de enfermedades, con lo cual, usar un preservativo es necesario, sobre todo si es una relación sexual esporádica y no se trata de tu pareja fiel.

Al final, como en todos los casos, la práctica hace al maestro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?