Cómo debe ser mi primer vibrador

Si finalmente has dado el paso y estás decidida a probar esto de los juguetes sexuales y lanzarte al placer de la excitación de poder disfrutar de ellos en todo momento, entonces te interesará saber cómo debe ser tu primer vibrador. Debido a la gran cantidad de variedad que encontrarás en el mercado puede que te resulte un poco complejo definirte por uno de ellos.

Para comenzar, debes preguntarte en primer lugar qué es lo que quieres, si buscas algo real, algo que te de placer en solitario, para usarlo en pareja, etc. Teniendo estas cosas claras será mucho más sencillo ir descartando y seleccionando aquellos que bien podrían ser útiles en tu lista de primer vibrador.

Sobre la medida, lo mejor es comenzar con uno pequeño para que te vayas acostumbrando y luego puedas ir avanzando poco a poco.

Sabrás que hay vibradores que tienen varias funciones y que son capaces de estimular varias zonas del cuerpo a la vez. Eso pasa con los que tienen además un estimulador de clítoris, los llamados “conejo rampante”. También los hay que tienen estimulación para otras zonas del cuerpo. La mayoría cuenta con diferentes velocidades y diferentes formas de estimular, con lo que esto no será un problema.

¿Lo quieres con algo especial? Pues puedes probar entonces a que tu primer vibrador sea a control remoto y así al tener las manos libres seas capaz de estimular otras zonas de tu cuerpo.

Otra de las cosas que debes tener en cuenta a la hora de seleccionar tu primer vibrador es el presupuesto que tienes. De acuerdo a ello podrás acceder a unas u otras marcas, ya que varía mucho el precio según los materiales y sus funciones.

Piensa siempre en que el material del vibrador es importante para cuidar tu salud.

Si te importa la textura que tiene, entonces vete a un sexshop a tocarlo y ver si te sientes cómoda con él. Hay mujeres que prefieren un vibrador realista, que tenga venas incluidas para sentir que tienen un pene de verdad, mientras otras prefieren algo más discreto que poder trasladar de un lugar a otro.

Por último, si buscas algún otro efecto en particular, como por ejemplo efecto calor, que se recargue a través de USB, etc evidentemente el costo será más caro.

Para que no sientas vergüenza, lo mejor es que puedas ver todos estos tipos de vibradores en un sexshop online y así elegir tranquilamente desde tu casa tu primer vibrador. Seguro que con el tiempo te vuelves adicta y quieres probar otras cosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?