Cómo incorporar juguetes sexuales al sexo

Aunque a lo largo de la historia el tema fue bastante tabú, lo cierto es que en los tiempos que corren son muchas las parejas que se animan a experimentar sexo con juguetes sexuales y lencería erótica. Si bien existen muchos para ellos y muchos más para ellas que pueden tenerlos siempre para el uso propio, la complicación aparece cuando la fantasía de llevarlo a la cama con nuestra pareja se hace presente. ¿Cómo lo hacemos sin que al otro le moleste?

  1. La confianza: tienes que saber qué tipo de confianza tienen, piensan en las cosas que se dicen y que hablan, si no te animas a decirle lo que quieres hacer, entonces no será lo suficientemente fuerte como para proponerlo. Sin embargo, la propuesta de tener un juguete en la actividad sexual siempre es un buen puntapié para empezar a tocar otros temas.
  2. Momento: siempre habrá mejores momentos que otros, sobre todo si la cantidad de juguetes que se tiene puede llamar la atención de la pareja. Si quieren que la cosa funcione, lo mejor va a ser elegir el juguete para un momento en el cual no se tenga prisa. Del mismo modo que hay que darle un tiempo a la otra persona para que lo conozca y se familiarice con él, a veces aceptar la idea es muy fácil, pero si enseguida queremos usarlo con él, puede que resulte un tanto impactante.
  3. Tiempo al tiempo: si por ejemplo pensamos en una mujer con un consolador, ella debería dejar en manos de él el aparato, dejando de lado sus propios deseos. A veces el hecho de tener un consolador para el hombre es un tanto impactante, lo ideal sería confiar en él, plantear que puede llegar a resultar placentero y que es lo que no se quiere hacer con él, y dejarse llevar.
  4. Otra alternativa: si quieres ahorrarte todo lo anterior, entonces todo lo que pueden hacer es ir a un sex shop juntos y fijarse qué tipo de cosas venden allí para que puedan hacer una elección entre los dos. De esta forma no solamente estarán de acuerdo, sino que también conocerán más acerca de lo que prefiere la pareja y cuáles son sus gustos, o sus fantasías. Verán que se encontrarán con muchas secciones para todo tipo de gustos tanto para ellas como para ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?