Cómo prepararse para la primera experiencia sexual

Siempre hay una primera vez con toda persona y nos guste o no a todos nos pesa. Los hombres por lo general el tema suelen llevarlo de mejor manera o no son tan vergonzosos o tímidos. Claro que a algunas chicas les cuesta menos que otras, pero siempre es importante, que antes de ir a la cama se tengan presente algunas cosas que debemos hacer, y otras que no debemos hacer, para superar el momento de incomodidad que se nos aparece.

Al momento de tener tu primera experiencia sexual presta atención a lo que no debes hacer:

  • Fingir ser otra persona: si estás dispuesta a acostarte con él muéstrate tal cual eres o la hora del sexo puedes pasarla muy mal.
  • Mentir: si mientes en lo que te animarías a hacer y realmente no harías, estás en un serio problema. Muchas chicas lo hacen refiriéndose al sexo oral o al sexo anal. Si no están dispuestas, realmente no digan nada sobre el tema, o bien digan su verdad.
  • Hablar demasiado: del mismo modo que no es conveniente mentir, si quieres tener sexo luego, mejor guárdate la exesividad. Mejor que siempre te plantees por qué y para qué decir las cosas.
  • Acomplejarte: si vas a una primera cita decida a tener sexo habiéndote acomplejado antes, entonces debo decirte que quizás no des una imagen muy natural tuya, o que en el momento entres en contradicción, por eso lo mejor es que te relajes.

Lo que sí debes hacer en tu primera experiencia sexual:

  • Ser honesta: aunque quizás no haya demasiada confianza, tienes que saber que la única que te cuidas eres tú, por eso si te propone una práctica, una posición, o un movimiento que no estás dispuesta hacer, porque no te sale, no te gusta o no quieres, simplemente díselo, él lo entenderá.
  • Disfruta: si estás muy tensa puede que te pierdas la oportunidad de tener un encuentro inolvidable. Sexualmente, puedes pasarla mal y no relajarte, así que ve dispuesta a divertirte y a pasar un buen rato, veras como al momento del sexo todo se pone mucho más interesante y placentero.
  • Lleva protección: aunque quizás después no pase nada, tener un preservativo en tu cartera no está demás. Puede que él piense que no quieres tener sexo en una primera cita entonces esté desprevenido, para evitar tener que salir corriendo, ten la precaución de tener siempre a mano el mejor método de cuidado contra las enfermedades de transmisión sexual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?