Cómo reconocer al amante 10

72.jpg

En esta nota te damos algunas señales que indicarían que estamos en frente de un o una amante hábil.

 

Por Jessica Ramos Valenzuela

 

Ser un buen o buena amante no es una habilidad que se adquiera por arte de magia, o sea, claramente hay personas que nacieron un poco más diestras en las artes amatorias, pero éstas se van perfeccionando con la práctica y con la máxima que siempre hay algo nuevo que se puede aprender.

Así que acá te damos algunas señales que enmarcarían a una persona que podría definirse como buen amante, hombre o mujer.

1-No anda por la vida pregonando que se las sabe todas

Por muy experimentada que sea la persona, no hay nadie que las ha hecha todas, siempre queda alguna postura, sensación o experiencia por vivir. Y el buen amante lo sabe, por eso siempre está dispuesto a dejarse llevar y a descubrir las nuevas bondades que podría traer algo distinto en el sexo.

2-No es prejuiciosa

Los prejuicios son los peores enemigos del placer. Los prejuicios inhiben, intimidan, coartan, paralizan. Puede que haya alguna práctica que te pueda gustar más o menos, pero de ahí a cerrarte a no hacer algo por prejuicios, es muy diferente.

3-Es generosa

De hecho, un buen amante, piensa más en el placer de la otra persona que en el suyo, porque si ve que el otro, está complacido, de manera inmediata, eso hará que también se sienta complacido. El buen amante no anda buscando el orgasmo rápido y egoísta. Entiende los tiempos de la otra persona y se ajusta bastante a sus gustos.

4-Es proactiva

Sabe que hay que moverse, que hay que seducir, conquistar, sabe que no es llegar y esperar que el otro haga todo el ?trabajo? por uno.

5-No tiene miedo a experimentar

Ya sea con juguetes sexuales, con cosmética sensual, con lencería, con accesorios BDSM, disfraces, palabras subidas de tono, spanking o lo que sea, para poder avivar la pasión.

6-Busca perfeccionarse

Porque sabe que el sexo puede volverse rutinario, si siempre se hacen las mismas posturas y se emplean las mismas estrategias, por ende, siempre está observando a la persona, siempre está viendo qué cosas le gatillan placer y qué cosas no tanto.

7-No le importa el pasado

No se anda comparando con ninguna persona del pasado, es una persona segura, sabe perfectamente lo que hace y cómo lo hace. No se siente amenazada por ninguna ex pareja o fantasmas del pasado.

8-No es brusca salvo que se lo pidan

Hay personas que cometen el error de ser algo invasivas a la hora del sexo, pero no a todas las personas les gusta así o quizás sí, pero dependiente del contexto. Por ende, en ese sentido, es muy respetuosa.

9-Entiende que no es no

Y no es un quizás ni un sí camuflado, es no y cuando la otra persona indica que no quiere hacer tal o cual cosa, lo respeta.

10-Entiende que no hay zona prohibida

No hay lugar del cuerpo que es tabú, no hay zona del cuerpo que está prohibida, sabe que todo rincón puede ser generador de placer. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?