Cómo saber si eres un adicto al sexo

A todos nos gusta el sexo, o por lo menos en su mayoría. El tema es que como todo lo bueno en esta vida muchas veces se hace adictivo y no sabemos cómo parar. Toda adicción se empieza jugando, probando, experimentando y sintiendo los efectos que la cosa produce en nuestro cuerpo, el efecto es tan agradable que empezamos a hacer uso extralimitado y luego nos damos cuenta que ya no podemos estar sin ello. El sexo no escapa de este campo y varias son las personas que se han vuelto adictos al sexo.

Un adicto al sexo es una persona que puede llegar sufrir grandes problemas psicológicos que van a afectar muchos territorios en su vida: su vida sexual, su vida en pareja, su relación con los amigos y la familia, incluso su convivencia consigo mismo. Para saber detectar los primeros signos de esta adicción es mejor recordar:

  • La mentira: el adicto al sexo tiene como característica principal comenzar a inventar historias que no son reales con tal de conseguir sexo. Por lo general suelen hacerlo con personas que no conocen, aumentando el riesgo de su propia salud.
  • Pornografía en exceso: todas las personas son consumidoras de pornografía, pero el adicto al sexo no podrá vivir sin ella. Es normal que pasen largos ratos observando videos del estilo y que al momento de masturbarse no puedan hacerlo sin este método de estimulación.
  • Prioriza el sexo: así se tenga el plan más importante de su vida por hacer, cancelará todo y buscará excusas si la oportunidad de tener sexo aparece. No hay nada para un adicto al sexo más importante que las relaciones mismas.
  • El miedo: un adicto al sexo siempre buscará el placer de alguna manera, y también buscará hacerlo donde nadie de sus allegados los vea. Si comenzamos a ver a esa persona un tanto nerviosa tratando de ocultar cosas es probable que estemos frente a uno de ellos. Por lo general siempre organizan citas y nunca dicen con quién, o van a lugares y no avisan donde, o bien miran porno tratando de que sus parejas no los descubran simplemente por el miedo a ser descubiertos.

SI tienes a alguna persona conocida con alguno, o todos de estos signos, es mejor que comiences por hablar de una manera acorde con ellos antes de que sea más tarde. Todo problema tiene solución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?