Cómo saber si se está haciendo una postura sexual equivocada

Hollywood y las películas porno nos muestran un montón de posiciones que son encantadoras a nuestra estimulación y que queremos salir corriendo a hacerlas con nuestras parejas, de hecho las hacemos. El problema se presenta cuando lo que estamos haciendo resulta incómodo, doloroso, o poco placentero. Aunque no todas las posiciones son iguales de efectivas para todas las parejas, y no siempre tenemos que vernos o sentirnos como superestrellas del cine, lo cierto es que si sucede algo extraño es mejor que se corrobore lo siguiente para darnos cuenta de que estamos haciendo una postura sexual equivocada:

  • Evitar despeinarse: sí, ninguno de los actores que trabajan frente a una cámara se verán demacrados y despeinados en sus prácticas sexuales. Pues claro, porque están actuando. No puedes pretender no despeinarte al momento de jugártela sexualmente, algunas poses implican estar completamente relajado, y ello requiere de un poco de movimiento en tu cabello.
  • Eliges las posturas que no muestran tus genitales: sobre todos los hombres tienen tendencias a elegir las posturas en donde no se ve su miembro. No chicos estás posturas solo son para la televisión. A su amiguito lo verán siempre, el sexo cuidado realmente no es placentero.
  • Probaste la postura y no funcionó: si no funciona, no funciona, no hay mejor forma para darse cuenta de que estás haciendo mal una postura sexual que no alcanzar el orgasmo. Si no llegan al climax es mejor que elijan otra pues esta no es la indicada.
  • Alguna parte de la anatomía te duele: a veces no se trata solo del hecho de copiar la posición, se requiere de lubricantes o de una mejor estimulación previa para que lo que están tratando de hacer funcione. Si alguno de los dos siente dolor o incomodidad en alguna parte de su cuerpo, sobre todo en sus genitales, es mejor dejar de lado la idea. El sexo no tiene que ser doloroso, aunque lo hayamos notado muy atractivo.
  • Estás concentrado en otras cosas: te das cuenta que realmente estás haciendo mal una postura sexual cuando tu atención se dispersa a cualquier lugar del universo. Puede que empieces a mirar las paredes, la habitación, a concentrarte en lo que sucede fuera de la ventana, o bien que cierres los ojos y no estés prestando atención a lo que estás haciendo. Si esto sucede cambien la posición a una realmente estimulante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?