Como usar un vibrador

36.jpg

Se trata de uno de los objetos más utilizados en el mundo en lo que seré fueren a juguetes sexuales. Sin embargo, aún hay personas que no saben cómo utilizarlo realmente ni qué hacer con ellos.

Saber usar un vibrador es fundamental para poder conocer de primera mano qué tipo de sensaciones nos deja y que así sea mucho más sencillo comprobar si hemos comprado el vibrador adecuado para nosotros o no, ya que con la gran variedad que existe en el mercado, es realmente muy difícil definir cuál es el mejor de todos.

En primer lugar, antes de saber cómo usar un vibrador, lo ideal es que puedas tener muy claro qué tipo de objetivo tienes con él así podrás elegir el mas acorde a ello. Esto quiere decir que estaría bien que supieras qué parte de tu cuerpo quieres que se estimule, por ejemplo si sólo quieres estimulación vaginal, si deseas estimulación también del punto G o si prefieres que sean ambas o te gustaría también poder usarlo para el sexo anal.

Una vez definido esto toca su forma y textura ya que si te has masturbado todo el tiempo con tus manos, puede que te resulte extraño hacer uso de un juguete de este estilo en un inicio.

Los juguetes sexuales como los vibradores deben ser lavados antes y después de su uso para evitar llevar bacterias o virus a nuestro interior.

Tambien debes hacer uso de un tipo de lubricante que te ayude a introducirlo en tu interior de lo contrario te puede resultar un poco doloroso todo.

Una vez que lo tienes en tu interior puedes darle al botón para que sus vibraciones y velocidades vayan cambiando. Lo mejor es comenzar con la velocidad y vibración más baja y así te vas acostumbrando a ello.

Puedes ir variando las velocidades de a poco, cuando te sientas cómoda con ello, lo cual no quiere decir que tenga que ser el mismo día todo junto.

Por otro lado, también es bueno que pruebes pasar el vibrador si. Introducirlo por otras partes de tu cuerpo para notar qué es lo que te genera.

Si has comprado un vibrador de doble estimulación, prepárate porque las sensaciones serán únicas. Lo ideal siempre es comenzar con un vibrador básico y luego pasar a este.

Ten cuidado también con el tamaño, es mejor uno estándar e ir subiendo de tamaño de a poco para que tu cuerpo se acostumbre a todo esto y no haya problemas ni dificultades y puedas disfrutar desde el inicio.

Luego, podrás mostrarle a tu pareja todo lo que te gusta y dejar incluso que él mismo se encargue de la masturbación con el vibrador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?