Consejos para hacer un trío

Últimamente tener una experiencia sexual con una tercera persona se ha convertido en una práctica que muy pocas parejas quieren dejar pasar la oportunidad de experimentarla. Sin embargo, aunque pueda llegar a resultar muy placentera, divertida y gustosa, puede que provoque inseguridad y celos en alguna de las partes. Para evitarlo y poder cumplir una de esas fantasías sexuales de todo el mundo de hacer un trío, puedes seguir estas reglas:

  • Confianza: los tríos no son para cualquier pareja. Aquellas parejas que tengan la suficiente confianza podrán llevar adelante esta práctica sexual.
  • Propuesta: a la horade hablar de trío hay que tener muy en cuenta la reacción de la pareja, si se niega profundamente, lo mejor que se puede hacer es no insistir, de lo contrario generaremos posibles problemas posteriores.
  • Concretar la idea: si la respuesta de tu pareja ha sido positiva, entonces deberán buscar al hombre o a la mujer adecuada, dependiendo el acuerdo al que hayan llegado.
  • Quién elegir: aunque es la recurrencia más fácil, porque son las personas con quienes nos sentimos más cómodos, lo mejor es no involucrar a los amigos o a los conocidos de ninguna de las dos partes. Lo justo sería que sea una persona que no se encuentren posteriormente en el trabajo o en alguna zona en común.
  • Lugares para buscar: aunque los chats a veces pueden resultar anti producente, hoy día es un ámbito muy utilizado por la mayoría de parejas. Un boliche o un bar, puede ser un ambiente ideal para encontrar al tercero deseado.
  • Qué pasará: siempre antes de realizar un trío se debe tener presente, que por muy convencidos que estemos que no pasará nada posteriormente entre la pareja, todo puede llegar a suceder, desde la reafirmación del amor y placer sexual que se tienen, hasta los problemas más intensos.
  • Fijar un acuerdo: es importante que antes de empezar el trío se hable con el tercero sobre lo que se quiere y lo que no, además de tener en claro que será lo que le molestará a nuestra pareja, por ejemplo, los besos en la boca, la penetración, etc.
  • Caer a la realidad: si bien la idea que tenemos de trío es muy excitante, lo cierto es que a veces nos cuesta complacer los deseos de una persona. No es aconsejable para aquellas personas que no se animen a todo tener una experiencia de esta puesto que se estará jugando con las fantasías de dos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?