Contradicciones del sexo

Si bien el sexo tiene muchos beneficios no podemos negar que también tiene sus contras. Las personas suelen pasar por diferentes estados que las llevan a vivir distintas situaciones y momentos, que repercuten no solamente en su mente sino también en su físico. Por ello por mucho que los especialistas recomienden su frecuente práctica, a veces lo mejor sería centrarnos en cada caso y ver cómo funciona y qué le pasa.

Más allá de lo que podemos conocer como las enfermedades de transición sexual y lo importante que es estar prevenido todo el tiempo, hacer el amor debe ser un acto a conciencia de lo que uno está dispuesto y no hacer. El cómo se lleva a cabo, las condiciones y el contexto es fundamental para toda persona que se ve obstaculizada por un problema.

Otras de las contradicciones del sexo es que hoy en día se encuentran muchos casos de personas que tienen sexo por venganza. Este tipo de relación es producto del resentimiento y de la no superación. No se trata de cambiar estas jornadas sexuales por sesiones de terapia con un psicólogo, sino de que las personas que tengan sexo por despecho sean conscientes de porque lo están haciendo realmente y si es beneficioso para su bienestar. El sexo por venganza siempre termina siendo una práctica que culmina en el arrepentimiento, en la culpa, en la baja autoestima, y en el propio juicio hacia lo que se ha hecho.

Otro de los casos muy comunes de encontrar donde el sexo se vuelve en contra, son aquellos que tienen sexo por aburrimiento. Las personas que utilizan el rito sexual para quemar el tiempo, sin tener otro sentimiento involucrado, no solamente pueden terminar lastimados ellos al darse cuenta la sensación de vacío que se produce una vez llegado al coito produciendo un gran sentimiento de soledad, sino que también pueden involucrar a las otras personas sin poder corresponder posteriormente a lo que ella siente.

En los jóvenes, y a veces no tan jóvenes, también encontramos a aquellas personas que tienen sexo solo para tener experiencia y aprender lo que le gusta al otro. Muchas de las personas se sienten inexpertas al momento del sexo, entonces buscan a alguien que pueda enseñarles lo que ellos no saben. El sexo tiene que experimentarse con una persona que realmente se quiera y nos haga bien, no con la persona que sabemos que no es la indicada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?