Dile adiós a la sequedad vaginal

Naturalmente la sequedad vaginal es un tema sexual que afecta a la mayor cantidad de mujeres a nivel mundial. Aunque muchos deciden considerarlo como un problema, lo cierto es que se trata simplemente de un atrofiamiento vaginal que se produce por la disminución de estrógenos, aunque no siempre este tema sea debido a una misma causa.

Son muchas las chicas se sienten frustradas y preocupadas a la hora del sexo por este inconveniente, lo cierto es que la industria sexual ha pasado mucho tiempo estudiando y creando cremas vaginales, lubricantes y hasta tratamientos médicos que pueden ayudar a superar la situación.

Sin embargo, hay algunos tips de los cuales nunca está demás tener presente, que ayudarán a agilizar el proceso de lubricación y así evitar el inconveniente de la sequedad vaginal. Aquí van algunos:

  • Una buena salud: seguramente estás cansada de escuchar este consejo en todos lados. Pero es así, somos lo que comemos. Y por tanto si quieres tener una buena vida sexual, y mantener húmedas tus partes íntimas, será mejor que empieces a preocuparte por lo que comes,  y cuáles son tus hábitos saludables. Los tejidos de todo el cuerpo se mantienen saludables si la alimentación es variada y equilibrada, del mismo modo que nos requieren por lo menos un litro y medio de agua por día si queremos mantenerlos hidratados.
  • Llevar una vida sexual activa: es importante que por más de que se sufra de resequedad vaginal la vida sexual siga siendo activa. La vagina de la mujer es como cualquier funcionamiento que al caer en desuso pierde su estado. Para mantener activos los músculos vaginales lo mejor es que tengas relaciones sexuales periódicas que no te hagan perder los beneficios que otorgan las contracciones involuntarias que proporcionan los orgasmos.
  • La postura corporal: aquí es importante que se tenga presente el estado de todo el cuerpo no solamente el de la vagina. Si quieres frenar tu resequedad vaginal y tener mejores experiencias sexuales deberás tener controlada la postura de tu cabeza que se encuentra en relación directa con la postura del suelo pélvico. En el caso contrario lo que se puede generar es un exceso de presión en donde los fluidos no circulen debidamente.
  • Movilidad: aunque el tiempo pase y las posibilidades se reduzcan asegúrate siempre de tener una buena movilidad, respiración, elongación y control de tu cuerpo, un diafragma relajado es la clave.

Aún así, siempre debes tener cerca lubricantes que te ayuden a tener mejores relaciones sexuales. Puedes encontrar millones de ellos en nuestro sexshop online

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?