Disfrutar del sexo telefónico

Debido a esta vida tal convulsionada que llevamos día a día, es muy frecuente que las parejas deban separarse por una temporada ya sea por temas laborales, familiares o similar. Cuando una pareja se separa son muchas las cosas que se ponen en duda y los miedos que aparecen no sólo porque no se puedan ver seguido y compartir el día a día sino porque algo tan vital como el sexo queda de lado. Es por eso que el sexo telefónico es una de las alternativas más utilizadas para que esta pasión no se apague y para que ambos puedan estar satisfechos a pesar de estar separados físicamente.

Hoy en día, gracias a la tecnología, no sólo es posible tener sexo telefónico sino que es posible verse a través de video en internet, con lo cual, la morbosidad y la seducción puede ser mayor aún.

Para tener sexo telefónico es bueno que puedas ser discreta y que al querer practicarlo lo hagas en un lugar de mucha intimidad en donde sabes que nadie puede ir a molestarte, ya que de lo contrario podría cortar el mejor momento de atracción.

Si quieres para ser más discreto puedes mezclar el sexo telefónico con el video de tu ordenador de internet y así hacer que todo sea más completo y atrayente. Por supuesto que debes asegurarte de tener tarifa plana en el teléfono o hacer uso de alguna de las aplicaciones gratis que existen hoy en día como Viber, Line o Skype que permiten hablar por teléfono ilimitadamente gratis.

Dependiendo del tipo de estimulación que te guste, lo ideal sería que pudieras tener algunos juguetes eróticos cerca tuyo para utilizar cuando comiences a tener sexo telefónico ya que te ayudarán a llegar al orgasmo mucho más rápido. Además, puedes ir detallando a tu pareja todo o que haces con tu juguete para que imagine que están juntos.

Que decidan tener sexo telefónico no quiere decir que este deba ser como si llamaras a una línea erótica, sino que puede ser algo muy dulce, ya que se trata fundamentalmente de una forma de conectar emocionalmente el uno con el otro, con lo cual, no te preocupes si en el momento no se te ocurren qué palabras decir, deja que todo pase y con la práctica te sentirás más libre para disfrutar de este tipo de sexo telefónico. Además, ahora con el uso de las cámaras en internet, no hace falta describir absolutamente todo lo que se hace, aunque bien sabemos todos que no hay nada más erótico y estimulante que la propia imaginación.

¡Suerte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?