Doble penetración: el placer multiplicado por dos

88.jpg

En esta nota te damos un par de consejos de cómo realizar esta práctica para que sea inolvidable.

 

Por Jessica Ramos Valenzuela

 

La doble penetración es la práctica sexual en que una mujer es penetrada por la vagina y por el ano de manera simultánea. Se trata de una práctica que es muy común verla en las películas porno. Sin embargo, no muchas se atreven, ya que, en primera instancia parece ser algo complicada y hasta por qué no decirlo, media dolorosa.

Pero no tiene que ser ni lo uno ni lo otro si es realizado correctamente. De partida, es importante  que se trate de una mujer que haya incursionado anteriormente en el sexo anal y que disfrute de esta práctica, cosa que es posible, siempre y cuando se tomen las medidas y los cuidados básicos como lo son una correcta estimulación del ano de parte de su pareja y el uso de un buen lubricante íntimo. Ambos factores permiten que el sexo anal sea sólo placer y nada de dolor.

Ahora, si eres mujer y quieren incursionar en la doble penetración o si eres hombre y quieres probar nuevas sensaciones con tu pareja, hay que tomar en cuenta los siguientes tips.

*Consoladores dobles

*Existen en el mercado dildos de doble penetración. Los más clásicos cuentan con dos puntas, pero también hay algunos que vibran que permiten una doble estimulación. Por un lado son un vibrador que estimula el clítoris y por el otro, es un consolador convencional. Por lo que si eres mujer, ya ni siquiera necesitas de otro para poder experimentar la doble penetración.

*Arneses

Si eres mujer y quieres juguetear con otra mujer, además de tu pareja, lo que popularmente se conoce como trío sexual,   están los arneses que vienen con un consolador. De esta el hombre te puede penetrar mientras que la otra mujer puede hacer lo mismo con el juguete sexual.

*Higiene

Como toda práctica sexual, la doble penetración también requiere que tengamos ojo con la higiene, ya sea si vamos a usar un juguete sexual o no. Es importante señalar que nunca hay que pasar del sexo anal al vaginal sin cambiar el condón, ya que todas las bacterias de la zona rectal pasarán a la vagina, lo que podría provocar una infección a la mujer.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?