El tamaño importa ¿si o no?

Situación: Reunión de chicas.

Tema: hombres.

Si has tenido algún encuentro por el estilo sabrás muy bien que este tema es uno de los reyes por excelencia en toda conversación donde se vea involucrado un hombre. Sin embargo aunque a ellos les preocupe demasiado, al punto de crear malos chistes, competencias, mitos y leyendas con el tamaño de su miembro, nosotras muy bien sabemos que lo primero que le miramos a un hombre es su altura, sus manos y sus ojos.

Así claro que podremos afirmar que el tamaño sí importa. Sí, a la hora del sexo, las mujeres, solemos estimularnos con el tamaño del miembro masculino, pero también es verdad que nos estimulan otras características físicas de los hombres. Al igual que el tan famoso “90, 60, 90” que a ellos les gustaría tener, en el mayor de los casos, a nosotras nos gustaría un torso al mejor estilo de las pinturas de Miguel Angel, unos abdominales de “tableta de chocolate”, y el mejor trasero que podemos encontrar.

No obstante a la hora de ponerse cachonda hay tres características de los hombres que nos pueden a las chicas:

El tamaño de sus ojos, su expresión. La mirada es algo que siempre nos gusta tener. La mayoría de las mujeres se quejan que los hombres les miran las piernas, los escotes o el trasero, antes que mirarlas a los ojos. Aunque esta situación puede llegar a molestar por un momento, ya que los ojos de los hombres son lo que más valoramos, lo cierto es que a la hora de encender la pasión nos encanta que no nos dejen de mirar, y cuanto más intensa sea su mirada, más nos estimulamos.

Así mismo otro tamaño que importa es estatura. Y aquí parece que hay un consenso o un estereotipo de “pareja ideal”, pero a la mayoría de las mujeres nos gusta que los hombres sean más grandes que nosotras. Tanto en la intimidad como es el sexo, como en la vida pública, nos gusta sentirnos protegidas por alguien que sea más fuerte que nosotras, interior como exteriormente.

Por último, aunque parezca muy alocada la idea, a las mujeres nos gustan los hombres de manos grandes, al momento de la caricia es cuando más se disfruta. Ni hablar si vienen acompañadas de dientes perfectos que creen una hermosa sonrisa, y una forma de vestir que nos deje sin respiración a penas lo vemos llegar. En definitiva, el tamaño importa, nos importa a todas porque es aquello que nos hará disfrutar y aunque que sea grande no quiere decir que vayamos a disfrutar de placer, hay mayor probabilidades de llegar a un orgasmo con un miembro grande que con uno pequeño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?