Errores que no debes cometer al tener sexo

Como todos seres humanos, cometemos errores. El problema aparece cuando se dan en la cama. Ello se debe a que la mayoría de las personas tenemos muy en claro que es lo que les gusta a nuestra pareja, pero lo que no solemos tener presente es lo que no les gusta. Si bien es una cuestión de comunicación que se podría solucionar hablando, lo cierto es que a veces las relaciones son tan recientes que no nos atrevemos (por el simple hecho de la falta de confianza) a hablar de estos temas con nuestras parejas. Para evitar los malos ratos, aquí va una lista de errores que no debes cometer al tener sexo:

  • El sexo determina el estado de la relación: A veces las parejas suelen tener sexo después de una pelea y las cosas todavía no están del todo claras. Se dice que esas suelen ser las mejores sesiones de sexo que tendrás, sin embargo también hay personas que  suelen tomar el sexo como recompensa, premio o castigo. No hay que hacerse desear, o puede ser contraproducente y terminarás pagando precios muy altos. Lo mejor es ser consciente que el sexo no es el centro de la relación, y que la practica o no practica de él no determina el estado o sentimientos de una persona.
  • Comparar con ex parejas: todos solemos entender que cada persona es diferente y única, no obstante nos olvidamos de este punto a la hora de recordar a los ex y a la pareja actual. La duración,y la pericia sexual que se haya tenido con otras parejas hay que dejarlas simplemente en el pasado, porque de lo contrario veremos negativamente afectada a la pareja, o bien estaremos denigrando a otra persona. Lo mejor es ser libre y desprejuiciado, y no dejar de pasarla bien. Nuestra pareja es quien está ahora a nuestro lado no quien estuvo en el pasado.
  • Negarse al cambio: a veces solemos ser demasiado estrictos y rutinarios en la práctica de posiciones y movimientos a la hora del sexo, eso nos sucede porque estamos pendiente de cada cosa, nos mata la rutina o simplemente la pasión se ha terminado. Lo aconsejable es tener presente que en la cama todo vale, y el pensamiento contrario dejarlo del otro lado de la puerta. Hagamos la excepción y abramos la mente al juego. Si existe alguna práctica que no nos gusta, entonce sí, será momento de decir a la pareja que no queremos. Un buen consejo, es empezar por disfrazarse, usar prendas eróticas o añadir juguetes sexuales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?