Excusas masculinas para no tener relaciones sexuales

Generalmente pensamos que sólo las mujeres son capaces de decir y poner excusas para no tener relaciones sexuales, sin embargo, cada día más hombres también ponen excusas para no tener relaciones sexuales.

Las excusas masculinas pueden ser muy variadas, tantas como hombres existen en el mundo. Dentro de las más frecuentes encontramos el haber bebido mucho, el estar deprimido porque su equipo de fútbol perdió un partido, tener inconvenientes en su trabajo, estrés, ansiedad, etc

Desde luego que ellos no usan la típica excusa de las mujeres del hecho de que les duela la cabeza, sino que sus pretextos son un poco más amplios y diversos en general.

Por supuesto que el tipo de vida que llevamos actualmente hace que para el hombre sea difícil concentrarse y lograr tener buena salud sexual. La ansiedad, el propio cansancio general pueden verse como excusas, pero realmente son inconvenientes que afectan el rendimiento sexual.

Y aunque se pueda pensar que este tipo de cuestiones afecta principalmente a personas mayores, cada día son más los casos de hombres menores de 35 años que cuentan con excusas para no tener relaciones sexuales con su pareja.

Generalmente, también todo esto tiene que ver con el hecho de una predisposición y carácter masculino muy diferente al de las mujeres en donde si notan que empiezan a tener por ejemplo algún tipo de problema sexual lo suelen esconder en vez de hacer frente a él y buscar cuál puede llegar a ser la solución. Os problemas de erección son de lo más frecuente y pasa un largo tiempo hasta que el hombre toma coraje para ir al médico y solucionarlo, por eso no es de extrañar que busque excusas masculinas para no tener relaciones sexuales.

A pesar de todo ello, sigue quedando claro que son las mujeres las que ponen más excusas para no tener relaciones sexuales que los hombres, con lo que los casos que resultan masculinos son para identificar y estudiar ya que debe haber algo más detrás que no se está comunicando a la pareja y que sea el motivo real por el cual no quiere tener relaciones sexuales. Identificarlo y ayudar a que pueda hablar y expresarse es la mejor solución con el fin de que se llegue rápidamente a un tratamiento así sea psicológico y vuelva a tener ganas de tener relaciones sexuales junto a su pareja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?