La compra del primer vibrador

50.jpg

Son muchos los motivos que pueden llevar a una persona a decidirse en la compra del primer vibrador. Generalmente estos tipos de juguetes sexuales están pensados para mujeres. A veces, la decisión de tomar el paso es porque se busca experimentar nuevas sensaciones o volver a sentir la pasión perdida en la pareja o simplemente por el hecho de que en ese momento se está soltera y no se quiere perder la oportunidad de estimularse y tener buenos orgasmos.

Es por eso que dar el paso para comprar el primer vibrador no es algo sencillo. La mujer puede llegar a sentirse un poco abrumada en general por la gran cantidad de diseños y tamaños que existen en el mercado.

Para empezar, lo primero que hay que pensar es qué se busca o se quiere experimentar en el primer vibrador. Esto quiere decir qué zona erógena femenina se quiere estimular. No es lo mismo querer estimular el punto G de la mujer que querer estimular el clítoris ya que no todos los juguetes sexuales estimulan las mismas zonas. A veces hay algunos vibradores que son capaces de estimular varias zonas al mismo tiempo con lo cual puede ser perfecto para ello.

Una vez que tienes definido la zona que quieres estimular, entonces puedes decidir si lo que buscas es algo para estimularte en solitario o compartir con tu pareja. Aunque la diferencia es mínima, puede ser que si es va a usar en pareja, la decisión y la compra prefieran hacerla entre ambos para que se puedan sentir cómodos, aunque como siempre, será la mujer la que más se debe sentir cómoda con ello ya que el hombre será quien lo controle y maneje.

Cuando estas decisiones están listas, entonces empieza la parte del tamaño. Lo ideal para el primer vibrador, es comenzar con un vibrador pequeño para que el cuerpo se vaya adaptando ya que no es lo mismo el uso de un vibrador que el tener sexo con un hombre. La diferencia radica en que los vibradores están hechos de materiales artificiales con lo cual la sensación en el interior desde luego que no es la misma. En algunas mujeres incluso, los materiales con los que están creados los vibradores pueden generar algún tipo de alergia o intolerancia.

Otro de los tipos de especificaciones que hay que tener en cuenta a la hora de elegir un primer vibrador son los tipos de funciones que tienen. Generalmente encontrarás que tienen diferentes tipos de velocidades y distintas vibraciones. Todo esto hará que de una u otra forma, cada vez que utilices el vibrador sea una nueva experiencia, con lo cual puedes variar las velocidades y lo que sientes en cada oportunidad. Lo mejor en estos casos es que vayas probando las variaciones con el fin de llegar al punto que más te guste o que quieras durante ese día.

Para las más osadas o las que quieran tener sus manos libres, un primer vibrador con control remoto podría ser la opción ideal. Además, si quieres que el vibrador sea compartido con la pareja, puedes dejar que sea el otro el que maneje el control remoto y así tener las manos libres para poder estimular otra de las zonas erógenas de tu cuerpo.

Por último, las texturas y los colores son lo que debes decidir. A veces, al ser tu primer vibrador puede que un vibrador real, de color piel te impresione. Todo depende realmente de tus propios gustos personales. Encontrarás vibradores de todo tipo de colores y de texturas más o menos realistas.

No olvides que en cualquier caso, debes aprender con tu primer vibrador que es necesario colocar un poco de lubricante para que puedas disfrutar desde el inicio y por supuesto hacerle el mantenimiento adecuado en lo que se refiere a la higiene antes y después de su uso.

Pero no pienses que el primer vibrador es sólo elección de mujeres, hoy en día también hay vibradores para hombres especialmente diseñados para dar estimulación anal. En su caso también la elección se basa en los mismos puntos mencionados anteriormente para el caso de los vibradores femeninos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?