La eyaculación femenina: Squirt

Seguramente habrás escuchado más de una vez sobre la eyaculación femenina, un término que en inglés se llama squirt. Cuando hablamos de ello no nos estamos refiriendo a nada más lejano a ese líquido que se llega a expulsar por la vagina en el momento en que una mujer tiene un orgasmo.

Sabemos que la mujer puede eyacular igual que los hombres, a pesar de que no todas las mujeres lo hayan experimentado ya que n o es algo sencillo de conseguir y no todas las mujeres tienen la misma capacidad. Sin embargo, es una moda que cada día se impone más en lo que se refiere a la industria del porno y a todo o que hay alrededor de ello.

La eyaculación femenina proviene a partir de unas glándulas que se llaman Skene o Parauretrales. Dependiendo de cada mujer lo pueden llegar a sentir más o menos. En algunos casos el líquido que se expulsa es muy poco con lo que es casi imposible de notarlo. A pesar de ello, ha y algunas mujeres a las que el líquido se dirige directamente a la vejiga. Hay que tener en cuenta también que la glándula Skene también influye mucho en la cantidad de líquido que se puede llegar a expulsar.

El Squirt, o eyaculación femenina es un líquido creado a partir de glucosa y una enzima llamada fosfatasa que también forma parte del semen masculino. Su consistencia es transparente y tiene un aspecto bastante blanco o blanquecino.

La moda de esta eyaculación femenina parte de la industria del porno en donde el squirt forma parte fundamental de muchos actos colocando a la mujer en primer plano para poder ver su eyaculación.

Claro que para poder conseguir algo así, hace falta estimular muy bien la zona, sobre todo la que tiene que ver con la zona del punto G desde donde se extiende la parte del clítoris.

Así que si quieres realmente experimentar el squirt o la eyaculación femenina lo ideal es que puedas estimular muy bien a tu pareja, o en tu caso, si eres mujer, que te relajes y que dejes que salga todo de ti. En muchas ocasiones se puede confundir con la orina, por eso hay que tener cuidado con ello y saber que si nos dan ganas de expulsar algo durante el orgasmo, no se trata de la orina sino de el squirt o la eyaculación femenina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?