Las mejores prácticas sexuales en otoño

Todas las estaciones del año tienen su característica especial. El otoño es para muchos una de las mejores etapas que existe. El calor ya no es abrumador, el frío recién empieza a sentirse y la energía corporal parece equilibrarse en cuanto a entusiasmo y ganas de hacer cosas. Sin embargo, aunque los días se pongan más grises, todas las etapas tienen que ser aprovechadas sexualmente para renovarnos, como persona y como pareja. Por eso si estás pensando en hacer cambios no dejes de lado tú pasión y ten encuentra cuales son las mejores prácticas sexuales en otoño.

  • Tickling: es una de las más divertidas, todo lo que hay que hacer es hacerle leves cosquillas a tu compañero con fines sexuales. La sensibilidad de las cosquillas en determinados puntos del cuerpo, como los pies, es capaz de mover emociones y estimular a una persona. Así que si estás pensando en aumentar la pasión de tu pareja de una forma original utiliza esta forma que es una de las mejores prácticas sexuales en otoño.
  • Dogging: ahora que el frío se empieza a sentir, y las lluvias son constantes, entonces ¿qué mejor que hacer en lugares cerrados y públicos? El dogging es una de las mejores prácticas en otoño para aquellos que les encanta cumplir fantasías y correr adrenalina mientras lo hacen en lugares prohibidos. Busquen un bar, una discoteca o salgan de compras, pero que las excusas no impidan la innovación sexual.
  • Efecto Coolidge: tengamos relaciones sexuales encerraditos en casa peeeero con muchos más compañeros. Para agilizar las prácticas sexuales en otoño y animarnos a lo nuevo, lo mejor es buscar personas con quienes podamos compartir momentos sexuales, sin temer por la fidelidad. Solo será cuestión de establecer un buen acuerdo de intercambio de parejas, o buscar otra persona en donde las dos partes estén de acuerdo que es la indicada.
  • Sextarianismo: si estás soltero o soltera, puedes proponerte esta meta que es una práctica sexual en otoño más escogida por las personas que les gusta experimentar nuevas sensaciones. Se trata de que te busques a un compañero que no consuma carnes, derivados de leche, miel y queso en sus comidas diarias. Claro que te preguntarás qué tiene esto de particular, pues aprenderás a cuidarte mucho y a ver como el cambio de alimentación es un efecto altamente positivo en tu vida y tus emociones sexuales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?