Las zonas erogenas femeninas

54.jpg

Tal y como sucede con el cuerpo del hombre, existen unas zonas erógenas femeninas que son mucho más sensibles en general de lo que son otras. Esto hace que la estimulación de esas zonas erógenas permita conseguir mejores orgasmos y placeres de cuando se tocan otras. Conocer las zonas erógenas femeninas les dará una ventaja única e indescriptible no sólo a los hombres sino a las propias mujeres para poder auto satisfacerse en todo momento.

Bien sabemos que el uso de juguetes sexuales hace que podamos investigar y experimentar todo tipo de estimulación. Por ese motivo es que su uso es una cuestión básica y necesaria sin importar si se está en pareja o no. En caso de que no te guste utilizar juguetes sexuales, puedes conocer parte de tus zonas erógenas femeninas simplemente masturbándote y viendo qué partes de tu cuerpo terminan siendo más sensibles y placenteras a la hora de tocarte con tus manos.

Si eres hombre, hay zonas erógenas de femeninas que te resultarán fáciles de encontrar mientras que otras zonas tendrás que investigar un poco más, observar la reacción de la chica y comunicarte con ella, ya que al preguntarle si le gusta o dónde quiere que la toques estarás conociendo un poco más de su cuerpo. Como siempre, hay que recordar que no a todas las mujeres les gusta lo mismo. Sin embargo con esta información de las zonas erógenas femeninas no habrá forma de equivocarse porque todos los cuerpos femeninos cuentan con estos puntos tan importantes como estimulantes a la hora del placer sexual.

Uno de los más conocidos es el clítoris. Se trata de un tipo ?botón? que se ubica en la zona de la vagina. Al estimular este botón, la mujer se excita al máximo ya que allí se encuentran millones de nervios en un solo lugar. La forma de estimularlo puede ser muy diversa ya que se puede tocar, acariciar, presionar en diferentes direcciones, etc. Es parte fundamental del sexo oral femenino, en donde la lengua al jugar con este punto hará que se estalle de placer.

Otra de las zonas erógenas femeninas más conocidas es el punto G, un punto que se encuentra en la pared frontal de la vagina con un espacio que queda vacío. El nombre viene a raíz de que justamente tiene una forma de G en el espacio que queda pendiente. Para poder estimular esta parte se pueden utilizar los dedos, o incluso hacer uso de un vibrador que tenga su punta curva. Con el pene por supuesto que también se puede estimular, aunque puede resultar un poco complicado en el inicio. Lo ideal es que se vayan buscando distintas posturas hasta conseguirlo.

punto-G

Un punto de las zonas erogenas femeninas que no es tan conocida se llama Cervix, ubicado en la parte del extremo interno de la vagina. Es un poco complicado estimular esta zona ya que hace que de alguna forma presionarlo y estimularlo no es algo que todos puedan hacer. Lo ideal es poder dilatar la zona para conseguirlo.

Otros puntos que han sido descubiertos hace poco tiempo en lo que se refiere al mundo femenino son el punto U el cual esta ubicado en la zona del tejido alrededor de la uretra y el punto A, el cual se encuentra entre la zona del punto G y el mencionado anteriormente Cervix.

La estimulacion de las zonas erogenas femeninas no se debe realizar al azar sino que lo ideal es poder combinar de alguna forma varios de ellos al mismo tiempo. Por ejemplo, la estimulacion del punto G se puede hacer perfectamente al mismo tiempo que se realiza la estimulacion del clitoris.

Lo ideal es que la mujer vaya experimentando que es lo que siente en cada tipo de estimulacion y asi poder manifestarlo en el momento en que tenga un encuentro con un hombre. En muchas ocasiones el uso de las manos, junto con juguetes sexuales o el propio pene del hombre son perfectos para estimular varios puntos de zonas erogenas femeninas al mismo tiempo y asi conseguir orgasmos diferentes cada vez. Muchas mujeres con estos puntos son capaces de llegar a tener multi orgasmos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?