Lenceria erotica masculina

Lenceria erotica masculina. ¿Sólo ellas pueden disfrutar de la ropa interior sexy? ¡Ni mucho menos! La lencería erótica masculina es una tendencia en auge, y es que los hombres también buscan sentirse sensuales en cualquier situación.

La lencería erótica masculina se caracteriza por acabados originales y cuidados. Un elemento muy popular de la lencería erótica masculina es el suspensorio, que los más atrevidos suelen lucir con soltura.

Pero el suspensorio no es lo único que nos puede ofrecer la lencería erótica masculina: el tanga, el slip y el boxer son otras tres opciones que se barajan cuando ellos quieren sentirse bien por dentro en su día a día, o en ocasiones especiales: acabados metalizados, estampados print-animal, texturas poco habituales, como el terciopelo, y colores vibrantes son algunas de las características de la ropa interior masculina erótica.

Menos habituales son los bodys: los hay más clásicos, con acabados de lurex, emulando a figuras cinematográficas, como Tarzán, etc. Esta pieza se popularizó tras la película “Borat”, donde el protagonista lucía uno en tonos fosforescentes. Un body es una prenda muy sensual en la lencería erótica masculina.

Las camisetas, batas y pijamas también forman parte de la lencería erótica masculina, eso sí, con un toque chic: nada de camisetas de algodón y pantalones de chándal reciclados como pijama. En este sentido, nada hay tan sexy como una camiseta de cuero que se ajuste a unos trabajados pectorales. También podemos optar por las de licra, más clásicas, o las que tienen acabados metalizados. En cuanto a pijamas y batas, nos decantaremos por tejidos más nobles, como la seda, y los cortes atractivos, o, si queremos innovar, podemos aportar por licra o tejidos metalizados. Todo siempre con la vista puesta en lo que implica la lencería erótica masculina: sensualidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?