Lo que siempre quisiste saber sobre el sexo anal

Puede que todavía estés con dudas en cómo puedes disfrutar de esta práctica de sexo que cada día es más natural entre los seres humanos. El sexo anal es capaz de darte tanto o más placer incluso que el sexo vaginal. Ni hablar de que es el único tipo de sexo del que disfrutan los hombres homosexuales, además de por supuesto el sexo oral.

Para comenzar a explorar la zona, no hay nada mejor que hacerlo introduciendo dos dedos y masajeándola. Por supuesto que para ello, sí o sí tienes que contar con un elemento imprescindible como lo son los lubricantes íntimos de todos los estilos. Hay algunos lubricantes que son especiales para el sexo anal con lo que puedes probarlos.

Una de las cosas que más preocupa en esta práctica es el dolor que se pueda sentir. Sí, seguramente sentirás algo de dolor al principio pero todo es probar e ir relajando la zona, buscando ese punto exacto, tal y como sucedió cuando tuviste sexo por primera vez.

La ducha o los baños son el mejor lugar para comenzar, ya que el agua ayuda a relajar al máximo la zona y a permitir que los músculos no sufran de tensiones soltándose por completo. Al empezar a estimular la zona siempre es bueno ir comentando cómo uno se siente, si le duele, si hay algo de lo que se hace que le gusta más que otra cosa, etc

Luego podemos pasar a jugar con algunos juguetes sexuales antes de la propia penetración en el sexo anal. Todo depende del riesgo de la pareja y de la persona que será penetrada si prefiere seguir experimentando un poco más o pasar a la acción. Hay millones de juguetes sexuales que pueden servir para esta etapa.

No te olvides que en el caso de las mujeres, es muy difícil conseguir un orgasmo sólo con la estimulación anal, sino que hace falta también estimular otras zonas del cuerpo. Lo ideal es tocar el clítoris en ese momento.

En cuanto a los hombres, la próstata es lo que les ayudará a llegar más al orgasmo, y si puedes estimular el perineo todo será mucho mejor entonces.

Una vez que lo pruebes seguro que querrás seguir experimentando. NO olvides como siempre que la higiene es fundamental para mantener la seguridad siempre y no contagiarte de enfermedades sexuales. Si usas un juguete erótico, éste debe ser lavado posteriormente y si usas un preservativo, cámbialo antes de hacer penetración vaginal.

Ahora solo queda animarse y disfrutar del maravilloso sexo anal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?