Los Juguetes Sexuales en el tiempo

55.jpg

Solemos pensar lo contrario y creer que todo lo que tenemos al alcance de nuestras manos en cuanto a estimulación sexual ha nacido en nuestros tiempos y la verdad es que no es así. El primer estimulador sexual que se tiene registrado en la historia de la humanidad es de los años 500 a.c. proveniente de la antigua Grecia.

Claro que los griegos no contaban con la sofisticada tecnología que tenemos ahora, por lo tanto el material con el que estaba hecho era de madera y con formas muy rudimentarias. La función era consolar a las mujeres cuyos esposos se iban a la guerra, y así no tener grandes tasas de infidelidades.

Así es como este juguete sexual sigue evolucionando con el pasar de los años hasta ser registrado en Italia en los años 1.400 con un diseño de aparato masculino fabricado en cuero y madera. En paralelo el mundo también se preocupaba por la satisfacción sexual y era por eso que en China nacían los anillos para el pene creados con párpados de Cabra y con las pestañas eran fabricados instrumentos para el placer de las mujeres.

juguetes-sexuales-tiempo

Pero cuando llegó el Marques Sade, empezó a crear una industria de instrumentos con cadenas y látigos utilizando así otros materiales para crear instrumentos y juguetes sexuales.

No hace falta conocer toda la historia de los juguetes sexuales, tan sólo ser un poquito detallista en cuanto a los materiales con los que los consoladores y estimuladores han nacido, y después preguntarnos si es demasiado descabellado que hoy en día estén de última moda los tan buscados juguetes ecológicos.

Actualmente las tiendas están llenas de productos con diversas formas y funciones que hacen posible y reales la mayoría de las fantasías sexuales, siendo productos adquiridos por toda la sociedad global. Los tamaños, las formas y los materiales, han ido evolucionando en cuanto a comodidad y bienestar del ser humano, satisfaciendo todos los gustos de las personas. Lejos de la limitación que proporciona la madera de la antigua Grecia, hoy contamos con muñecas inflables, aceites, disfraces, estimulantes, lubricantes, lencería, consoladores, vibradores, etc.

Sin embargo por muy divertido que nos resulten, lo cierto es que la fabricación de estos productos ha provocado notoriamente en los últimos tiempo la explotación de diversos medios que propician la contaminación ambiental y el contacto diario con productos nocivos como el látex, la silicona, los cauchos sintéticos, etc., y que al contrario de la creencia cotidiana, el mal que le generan al ser humano es mucho más abarcativo de lo que creemos.

Las consecuencias están a nuestra vista: si somos un tanto detallistas y conocemos nuestros cuerpos y sus fluidos podremos notar la diferencia en la mucosa a simple vista y de forma más compleja si tenemos en cuenta que el producto está en contacto con las mucosas que conectan a la sangre, con lo que no es de extrañar que estemos todo el tiempo en posibilidad de tomar una infección en nuestra zona íntima.

Por ello la mejor alternativa es empezar a consumir otro tipo de juguetes sexuales, tales como los lubricantes orgánicos, los elastómeros, los juguetes eróticos de cristal, entre otros.

Los lubricantes orgánicos se particularizan por estar fabricados con ingredientes naturales como el cáñamo, guayaba, y argán, que además de proporcionar placer, se compenetran en la zona íntima y ayudan a fortalecer el área.

Los elastómeros son una especie de huevo que provoca una mayor intensidad en los orgasmos, no solamente ayudando a las personas que les cuesta conseguirlo, sino también intensificando la capacidad de aquellas que les es posible llegar con facilidad. El elastómero se oculta dentro de una especie de huevo y se expande para un mejor ajuste.

Los juguetes eróticos de cristal son muy fácil de figurarse. Se trata de objetos similares a los que se pueden llegar a encontrar fabricados de goma. La diferencia radica en que el vidrio es un material reciclable y su fabricación no propicia la contaminación ambiental puesto que no se necesita de químicos o disolventes. Además, tienen la ventaja de ser productos 100% esterilizables en diferencia de otros. Su higiene es óptima cuando se realiza una limpieza adecuada y correcta.

Como verás la historia de los juguetes sexuales es única. Habrá que esperar a ver con qué materiales nos sorprenden los juguetes eróticos del futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?