Los mejores anticonceptivos femeninos

57.jpg

Al empezar a tener una vida sexual activa la mayoría de las mujeres se preguntan cuál será el método anticonceptivo femenino indicado para cada una. Claro que muchas, principalmente las de más corta edad, confían en la píldora anticonceptiva puesto que es muy fácil de conseguir, llegando a ser gratuita en hospitales públicos.

Sin embargo el tomar una píldora anticonceptiva requiere de una constancia que no todas las chicas están de acuerdo en seguir a diferencia de otras formas de prevención. Pero existe una falta de información que es difícil de manejar, limitando a las mujeres a saber lo que ofrecen las empresas farmacológicas hoy día y sobre cuáles son los mejores anticonceptivos femeninos existentes.

Hay un gran porcentaje de mujeres que opta por no recurrir a ningún método de prevención sexual dejando este asunto a cargo de su pareja debido a varias razones. Entre las más comunes encontramos la falta de interés, la incomodidad, la influencia de creencias religiosas y la desconfianza. Estas actitudes tienen que ver con un germen que se viene sembrando a través del tiempo por vía del boca a boca y que tiene origen en las creencias que se tienen sobre los anticonceptivos. Hoy en día, no podemos dejarnos llevar por estas historias, puesto que seguramente dejan de lado un montón de métodos y formas de prevención y de cuidados que muchas no tienen en cuenta y que quizás les podría servir para cambiar su postura y apostar a una vida sexual más sana.

Por ello aquí van los mejores anticonceptivos femeninos que encontramos en la actualidad.

  • Preservativo femenino: bastante parecido al masculino pero de menor tamaño. Esta forma de prevención se trata de un método de barrera. Si recordamos como es un preservativo masculino podríamos imaginarlo muy similar fabricado con una delgada funda hecha con material de plástico (por lo general transparente, aunque pueden venir de diferentes colores) que es muy suave y muy fino, se ajusta y se adapta a las paredes de la vagina. A diferencia de las píldoras el preservativo femenino, no solamente evita los embarazos sino que también previene a la mujer de las enfermedades de transmisión sexual.
  • Diafragma: un método que nunca ha dejado de ser efectivo, consta de una especie de capuchón fabricado en latex que se introduce en la vagina y cubre el cuello del útero. Lo que previene principalmente es la entrada de semen en la mujer, llegando así a ser un método que varía su efectividad entre un 84% y un 95%. Este método se particulariza por llevarse siempre puesto, y debe cambiarse obligatoriamente una vez al año. Sin embargo, es importante que se sepa que a diferencia del preservativo femenino, el diafragma solamente previene algunas de las enfermedades de transmisión sexual y no todas. Para las madres recientes es una forma ideal para prevenir embarazos, puesto que puede utilizarse en la etapa de lactancia.
  • Anticonceptivos orales: es la famosa píldora. Esta pastilla ha sido un gran avance no solamente para la ciencia sino también para la mujer. Un método de prevención sexual de 99% de garantía. Las pastillas están compuesta por hormonas que son capaces de matar al óvulo para que no sea fecundado al momento del contacto seminal. No obstante cuentan con la desventaja de dejar a la mujer completamente desprotegida ante las enfermedades de transmisión sexual y no es un método apto para la etapa de lactancia. Asimismo se destaca por ser un anticonceptivo que le devuelve la fertilidad a todas las chicas apenas hayan dejado de hacer uso de ella.
  • El parche semanal: este método es realmente muy cómodo y muy utilizado por todas las mujeres. Consta de una banda adhesiva muy parecida a las tiritas que se emplean en las lastimaduras, que están cargadas de gestagenos y estrógenos y que al estar en contacto con la piel se van liberando lentamente. El parche tiene un funcionamiento y ciclo similar al de la píldora, la diferencia es que debe ser cambiado cada semana. Su eficacia varía entre el 98% y el 99% y cuesta apenas un poco más caro que la píldora. No obstante es un método que no protege contra las ETS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?