Los mitos de los juguetes sexuales que hay que olvidar

Hay ciertas creencias que es mejor olvidar por completo, ya que además de ser totalmente falsas, no nos permiten entender los beneficios que pueden agregar estos productos a nuestra vida sexual.

Por Jessica Ramos Valenzuela

Cuando se trata de juguetes sexuales, los mitos abundan. Hay una serie de creencias falsas que giran en torno a estos productos que en verdad tiene un solo fin: mejorar la vida sexual. Así que te invitamos a abrir los ojos y la mente y olvidar de una buena vez este tipo de referencias sobre este tipo de productos.

  1. Reemplazan el sexo

Hay quienes creen que un vibrador puede reemplazar la experiencia sexual con otro ser humano, pero esto es completamente falso, ya que en realidad puede complementarla o mejorar nuestra experiencia erótica a través de la masturbación.

  1. Solo son usados por quienes padecen de disfunciones

Otro gran mito popular. Quienes usan juguetes sexuales no lo hacen porque padecen de alguna enfermedad o disfunción sexual como lo puede ser la impotencia, sino que los usan porque pueden mejorar su experiencia sexual o agregarle novedad.

  1. Parten y terminan en un pene gigante

Si bien los consoladores son juguetes sexuales clásicos y populares, hay muchas otras alternativas para elegir, como vibradores, anillos vibradores, plugs anales, entre muchas otras opciones.

  1. Si una mujer quiere uno es porque su pareja no la satisface

Otro gran mito, no hay que olvidar que la experiencia sexual abarca mucho más que la penetración, por lo que estos productos pueden aportar en el mundo erótico de la pareja, en el juego previo.

  1. Hacen perder la sensibilidad en el sexo

También se dice que las personas que usan mucho los juguetes sexuales pierden sensibilidad al momento del sexo, esto es absolutamente falso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?