Mantenimiento de las bolas chinas

35.jpg

Las bolas chinas son de los productos más vendidos en el mundo para mujeres ya que no sólo se tratan de un producto que ayuda a estimular una zona el cuerpo de la mujer sino que incluso se trata de un producto que es capaz de generar distintos tipos de ejercicios con el fin de obtener así mejores resultados médicos y mejorar la salud de la mujer.

Las bolas chinas se hicieron muy conocidas en lo que se refiere a estimulación y salud a través de los ejercicios Kegel, un tipo de acciones que ayudan a que las paredes de la vagina estén más fortalecidas y por ende que ayuden a que el proceso general tanto a la hora de tener sexo como de tener un hijo sea mucho mejor.

A la hora de mantener las bolas chinas debes tener en cuenta que no todas son iguales con lo cual hace falta leer sus instrucciones y ver cómo podemos adaptarnos a ellas.

En este caso, lo mas difícil de limpiar es el hilo que las une por eso es importante que el material del hilo sea un material higiénico de lo contrario será muy difícil de limpiar.

Después de cada uno de los usos debes limpiarlas con agua tibia y con jabón neutro o con algún tipo de producto para limpiar juguetes sexuales específico para ese tipo de material. Aunque hagas uso de ese tipo de productos siempre es bueno que las pases por agua tibia para que se quiten todas las bacterias desde el inicio.

Una vez que termines de lavarlas, no las seques ni con papel ni con una toalla, debes dejar que se sequen al aire ya que si les pasas algún otro elemento estarás haciendo que le vuelvan todos los gérmenes a su interior.

Al momento de guardarlas lo mejor es que se puedan hacer en un estuche para que no tome polvo y puedan estar en todo momento en buen estado y libres de bacterias o virus. Aún así, también es recomendable que se puedan lavar previamente antes de su uso para estar seguro de que estaremos cuidando en todo momento las bolas chinas y que no estaremos introduciendo nada raro en nuestro interior.

Se recomienda que se cambien las bolas chinas cuando ya se lleven algún tiempo largo de uso o al menos cuando ya el cuerpo se haya acostumbrado a ellas ya que no generarán el mismo efecto.

Recuerda también que para su introducción, como cualquier otro juguete sexual lo mejor es colocar un poco de lubricante para que sea más fácil y se pueda disfrutar desde el primer momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?