¿Por qué los besos son tan importantes en una pareja?

Cuando le das a alguien un beso, le estás manifestando absolutamente todo tu amor con él. Pero un beso se puede dar de distintas maneras, haciendo que éste no sólo transmita amor, sino también mucha pasión, seducción y confianza. Es por estos motivos y más que los besos son tan importantes en la pareja.

Los besos suelen ser adictivos, y logran que la otra persona se relaje. Saber besar bien es todo un arte y cada pareja lo hace de forma distinta adaptándose en todo momento para que entre ambos logren la combinación perfecta. Los besos son tan importantes en una pareja, que puede que incluso se rompa o no llegue a nada si el primer beso que se dan no genera una sensación en el interior de ambas personas.

Pero los besos no sólo se dan en la boca, sino que forman parte fundamental de los juegos preliminares ya que se pueden dar en cualquier parte del cuerpo y así generar un sin fin de sensaciones excitando a la otra persona antes de llegar a la cama y de comenzar a tener sexo. Besar otras partes del cuerpo de tu pareja, te hará conocer mucho más su anatomía y ver cómo disfruta con ellos. Generalmente el cuello es el lugar favorito de las mujeres y de muchos hombres ya que genera una excitación muy grande.

Cuando uno da besos a una pareja, no puede olvidarse que además de esos besos tiene las manos libres, con lo que se puede acariciar otras partes del cuerpo, tomar de la mano, tocar su pelo, etc

Hay besos apasionados que se dan con lengua, mientras que luego están los besos más tiernos que se dan suavemente y cada movimiento cuenta.

También dentro de los besos entran los mordiscos, y el propio jugueteo que se puede hacer en el interior de la boca de la otra persona.

En definitiva, los besos son tan importantes en una pareja porque marca la unión que hay entre ambos, y la propia excitación que generan y que hacen que se le demuestre muchas cosas. A veces, tan solo hace falta un pequeño beso en alguna parte de su cuerpo o en su boca para que comprenda que estás allí y que lo quieres.

No te olvides que la combinación de besos, caricias y susurros son la fórmula que necesitas para que el otro no se olvide de cuánto lo quieres y deseas a tu lado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?