Porque decae el sexo en el final del verano

Hay personas a las que les encanta que llegue el verano no solamente porque la vida se relaja, hay más salidas, y llegan las vacaciones, sino también porque el sexo se vuelve más pleno y con más pasión. Sin embargo, por mucho que nos gusten las altas temperaturas llega un momento en el que no vemos la hora de que comience el otoño. Las épocas de sequía, traen sequía en todos los aspectos, incluido el sexo y estas son algunas de las razones por la cual decae el sexo cuando el verano se hace largo.

  • Nos ponemos depresivos: para las personas que trabajan y no se han tomado vacaciones los finales del verano son infernales. El cansancio, el agotamiento, la rutina, y el sofocante clima no producen otra cosas que ganas de llegar y desmayarse en la cama. El sexo es un factor que influye el estado de todos los seres humanos, y al no tenerlo empezamos a sentirnos mucho más sofocados y depresivos, llegando a afectar la concentración y la calidad de vida.
  • No estamos de humor: de la mano del punto anterior, el mal humor es producto del agotamiento y de la depresión. Empezamos a alejarnos de nuestra pareja, sobre todo si hemos tenido mucho sexo al comenzar el verano porque venimos con una sobre carga de energía que puede liberarse de manera negativa si estamos pasados de rosca.
  • Baja autoestima: gracias a la moda una de las razones por la cual el sexo decae cuando el verano se hace largo es no verse como realmente uno desea. ¿cómo realmente uno desea o como la revista nos dice que deberíamos vernos? A todos nos gustaría mostrar una imagen de modelo al momento de quedarnos en ropa de baño, pero la realidad muestra lo contrario. Si el verano se hace largo y este trastorno nos ha acompañado con él llegará un momento en el que ya no soportemos la situación y nuestra autoestima quede en menos diez.
  • Libido por el piso: el calor todo lo derrite, la libido también. Los cuerpos demasiado calientes y juntos, el clima que no ayuda, y el constante pegoteo son factores que nos reducen enormemente las ganas de hacer el amor. No sería para nada extraño que varias parejas pasen por alto los juegos previos y que el acto sexual dure menos que lo normal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?