Prácticas sexuales que pocos y pocas confiesan

63.jpg

Se trata de algunas formas de conseguir placer que en realidad muchos practican pero que casi nadie se atreve a confesar.

 

Por Jessica Ramos Valenzuela

 

Cuando se trata de sexo, muchos mienten u omiten, ya sea en la frecuencia o nivel de satisfacción, pero también en los gustos por ciertas prácticas que quizás no todo el mundo se anima a confesar que las hacen.

Acá va un mini compendio de aquellas que muchos hacen, pero pocos se atreven a confesar.

1-Sexo anal

Es sin duda una de las prácticas sexuales más cotizadas por los hombres, pero también es del gusto de muchas mujeres, pero pocos y pocas andan contando que les gusta hacerlo de esta manera, ya que se trata de una práctica rodeada de prejuicios y tabúes, pero la verdad es que es una forma más de disfrutar del sexo y puede ser muy placentero siempre y cuando se tomen ciertas medidas como un buen lubricante, una buena preparación previa al sexo y un condón.

2-Black Kiss

Que no es otra cosa que estimular el ano de la pareja con la boca y la lengua. Los hombres, por lo general, tienen hartos prejuicios con esta práctica, pero la verdad es que es de esta forma que se puede estimular el llamado Punto P, que es algo así como el Punto G femenino y que ofrece la posibilidad de tener orgasmos muy intensos.

3-Bondage

Acá se incluye amarras, esposas, cegaderas, sexo más rudo, ropa de látex, látigos y muchos otros accesorios que se pueden agregar. Pero en general esto es una forma de vivir el sexo de una forma más bien sado-masoquista, en la que uno juega el rol de sumiso y el otro de dominante. Hay distintas formas de bondage, uno más light y otro un poquito más rudo. Muy Christian Grey.

4-Sexo oral a lo actriz porno

Ustedes saben, ese sexo oral hecho por una verdadera experta, algo rudo y con final feliz. A muchos hombres les gusta así, y hay mujeres que también les gusta hacerlo así.

5-Sexo con juguetes sexuales

Hoy existen una serie de juguetes sexuales para todos los gustos y prácticas. Y si bien, hay una mayor apertura a la hora de hablar estos productos, aún hay personas que son medias reacias a usarlos o incluso a contar sus experiencias con alguno de estos productos, pero la verdad es que son cada día más las personas que incursionan con ellos en el sexo en solitario o acompañados.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?