Qué no debes preguntar mientras tienes sexo

Al contrario de aquellos que siempre nos dicen que logran relajarse por completo a la hora de hacer el amor, también están aquellos que no paran de pensar en el momento de tener sexo. Esto no significa que la pasen mal o que no se pueda llegar a tener un orgasmo fácilmente, sino que la cabeza de la persona está en un constante diálogo  haciendo que pienses algunas cosas que no debes preguntar mientras tienes sexo.

Las preguntas y los diálogos con nosotros mismos no son más que productos de diferentes complejos que nos invaden a la hora de hacerlo, producidos por el miedo, la incertidumbre, la indecisión, y sobre todo la vergüenza. Hay que saberlo llevar, porque si no corremos el riesgo de tener un encuentro bochornoso. Por ello, si vas a pensar en algo, que sea en cualquier cosa menos en estas preguntas.

  • ¿Lo habrá hecho mejor con su ex o con otra persona? Claro que seguramente haya teniendo otras parejas con quién ha hecho muchas cosas, sin embargo no está bien compararse con nadie. Debemos aprender una vez por todas que cada experiencia que las personas tengan siempre serán únicas y particulares, nadie será mejor o peor sino que simplemente serán diferentes.
  • ¿Le gustará mi forma de hacerlo? Todos tenemos diferentes ritmos, formas y posiciones, siempre es bueno probar e innovar y proponerle a otro un ejercicio diferente, por ello, no debe importante si le gusta o no, sino tienes que pensar que le estás dando la oportunidad de vivir algo diferente. No te autoevalúes, simplemente bríndale un momento placentero y concéntrate en lo que él tiene para ti, verás cómo disfrutaran los dos.
  • ¿Habrá visto las cicatrices? Y aquí cuentan las estrías y las celulitis, que son el problema de toda chica, y ni hablar si nos ponemos a pensar en los rollitos que siempre sobran, un pensamiento fatal que termina por desanimarnos completamente. Sin embargo, los hombres a la hora del sexo son poco detallistas en esas cosas, y se dejan llevar más fácilmente. No quieras llamar a la inseguridad y la ansiedad, relájate y empieza por no juzgarte a ti misma, el qué dirán tiene que quedar del otro lado de la habitación, tu solo debes concentrarte en lo que quieres para ese momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?