Sexing: El sexo quema calorías

Comúnmente escuchamos que la actividad sexual quema calorías. Lo cierto es que la mayoría nunca está del todo seguro sobre tal afirmación. Sin embargo un estudio ha afirmado que la rutina sexual puede ser tan efectiva como realizar una jornada en el gimnasio.

Muchas personas buscan bajar de peso pasando largas horas haciendo ejercicios que por lo general les resultan tediosos y rutinarios, ignorando que mediante movimientos pélvicos, se generan ciertos cambios corporales –como lo son el incremento de los latidos del corazón, el orgasmo y la dilatación de los vasos sanguíneos de los genitales- que gastan la misma energía corporal que algún tipo de ejercicio físico.

La quema de calorías mediante el sexing no se da por actos divinos, y mucho menos tiene que ver con el tiempo que uno pase manteniendo relaciones, si bien lo recomendable para notar resultados es practicarlo tres veces por semana, la disminución se produce mediante varios factos: el roce de la pareja es uno de los más importantes, por ejemplo, aquí interviene el mecanismo de termorregulación del cuerpo, dado que el contacto y el deseo sexual llevan a un ajuste terminó que acelera el metabolismo de cada persona.

Hay que tener en cuenta que se pueden consumir 150 y 200 calorías en una cuestión de veinte minutos de relación sexual, esto es un equivalente de una actividad tan simple y cotidiana como lo es subir y bajar escaleras. Sin embargo dependiendo de la técnica que use cada pareja, como lo puede ser la técnica tantra, se puede llegar a bajar hasta 600 calorías (Cabe destacar que esta técnica alarga el gozo por más de una hora).

Aquí una lista de factores que pueden llegar a resultar interesantes:

–        Besar: quema entre 120 a 1355 calorías por hora, teniendo en cuenta que las calorías que se queman por minuto son de 2 a 5. Dato importante: si lo haces cotidianamente durante 20 minutos, en un año puedes perder hasta 5 kilos.

–        25 calorías son las que ayuda el juego previo a gastar, lo que significa que mientras más juego previo haya, mayor será el gasto calórico.

–        El acto sexual, propiamente dicho, quema aproximadamente entre 50 y 100 calorías. Que consumado cada orgasmo, estamos liberando entre 60 y 100 calorías promedio.

Es importante saber siempre que las calorías que uno pierda, dependerá siempre de las posturas, los movimientos y la intensidad, siendo siempre cuidadoso y no realizando acciones extremas, por virtuosismo o rigurosidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?