Sexo en la ducha

¿Cuántas veces has soñado con esa fantasía de tener sexo en la ducha? Seguramente ya lo has probado más de una vez, pero realmente el sexo en la ducha es una de las cosas más excitantes que puede tener una pareja.

Sorprender a tu amante cuando se está duchando para darle placer y vivir así un momento diferente, con el agua corriendo entre los cuerpos es una experiencia que los ayudará a salir de la rutina y a tener la llama de la pasión siempre encendida en todo momento.

Puede que en vez de sorprenderlo, lo acuerden entre los dos, algo que no estaría nada más. Con el agua las sensaciones son completamente distintas y podemos jugar a distintos juegos para excitar a la otra persona.

El agua en general relaja todas las tensiones del cuerpo y hace que la circulación de la sangre sea aún mayor, por eso estamos mucho más receptivos para los estímulos en general. Practicar sexo en la ducha se puede convertir en una tarea más que satisfactoria para ambos.

Además, en la ducha cuentas con otros elementos aparte del agua, como lo son los geles y jabones que puedes pasar por las distintas zonas del cuerpo del otro haciendo que se excite más aún.

Jugar poco a poco a acariciar el cuerpo, a disfrutar de ver el cuerpo del otro con agua y con todo lo que eso implica hará que se puedan conocer de otra manera. Siempre hay que tener cuidado de no tener ningún accidente ni de resbalarse, porque por todo lo demás, el agua siempre es una buena compañera.

También puedes usar la ducha como el preámbulo para luego terminar en la cama o en cualquier otro lugar. Recuerda siempre cuidarte en todos los casos porque aunque haya agua de por medio siempre puede haber alguna enfermedad de transmisión sexual.

La imaginación en el sexo en la ducha está en ti, siendo capaz de abrir otro tipo de sentidos en cada zona del cuerpo y cumpliendo así un sin fin de fantasías.

Puedes también hacer uso de distintos juguetes sexuales diseñados especialmente para utilizar en la ducha o que son resistentes al agua. Lee muy bien sus instrucciones antes de utilizarlos para asegurarte que son aptos para esta práctica.

Por todo lo demás, el sexo en la ducha siempre trae ventajas a cualquier pareja que lo quiera practicar y así ser receptivo mientras disfrutan del agua en sus cuerpos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?