Sexo: respuesta a algunas situaciones incómodas.

Si a todos nos ha pasado alguna vez de encontrarnos con alguna situación sexual que no sabemos cómo resolver o que queremos eliminar de nuestra mente para siempre. Lo importante es que todo tipo de encrucijada que tenga que ver con las relaciones sexuales sea resuelta para no tener problemas más serios en el futuro.

Aquí algunas de ellas seguro te han pasado:

  • Fotos Hot y que las tenga el otro: claramente hacer fotos hoy es algo bastante natural en estos tiempos, más cuando se tiene al lado una persona que nos gusta mucho y que queremos atraparlo de cualquier manera posible. El problema aparece cuando esas fotos no están en nuestros dispositivos sino que se envían a otros. Por mucho que nos pese esta situación solo se resuelve con confianza en el compañero, y en otros casos repensar si vale la pena enviar este tipo de fotografías o se corren muchos riesgos.
  • Sexo con el mejor amigo: los mejores amigos nos tenemos mucha confianza y mucho amor, pero una vez que esos sentimientos son llevados a la cama, siempre alguna de las dos partes está muy expuesta a salir perdiendo. No obstante no se quita la posibilidad de que después del encuentro sexual salga una hermosa relación. Sin embargo, antes de que empiece el tire y afloje, lo mejor es que se tenga una charla sincera sobre lo que ha pasado.
  • Tener sexo en un trío: varias son las parejas que optan por hacer un trío, y la pasan genial. No obstante, siempre habrá momentos de soledad en el que uno o una se pregunte, por qué al otro ha de gustarle tanto el momento, y se dan a la luz la alegría y los celos. Lo mejor para estos casos, es simplemente no enroscarse en pensamientos disparatados, y no dar más vueltas. Lo hicieron y fue una buena decisión y experiencia, que quizás alguna vez pueden repetir como pareja, y si alguno de los dos desató fantasmas, pues lo mejor es buscar otro tipo de aventura para la relación.
  • Sexo con un compañero de trabajo : Algo muy similar a lo del amigo, sólo que en este caso se comparten muchas horas al día, con lo cual, hay que tenerlo en cuenta. Lo mismo sucede cuando se decide tener sexo con un compañero de piso. Es necesario tener las cosas claras y actuar en consecuencia, hablando para que eso no afecte la relación laboral ni de convivencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?