Sexo sin penetración

Muchas parejas se resisten a pensar que puede haber sexo sin penetración, ya que hemos sido “educados” sexualmente creyendo que esta es la parte más importante que existe en un encuentro sexual, cuando en realidad, es quizás de lo menos importante o el detalle final, porque tener sexo con una persona es mucho más que eso.

Existe una nueva práctica llamada petting o lo que es lo mismo sexo sin penetración. Es una práctica muy habitual en las personas jóvenes ya que se puede tener mucho placer e incluso llegar a tener un orgasmo sin necesidad de perder la virginidad en el caso de las mujeres o sin correr riesgos generales.

La práctica del sexo sin penetración puede ser una nueva forma de encuentro en la cama y de romper definitivamente con la rutina y los típicos encuentros sexuales.

Para ello, para la práctica real de sexo sin penetración hace falta utilizar otros recursos para estimular a la persona, algo que puede que no te resulte sencillo en un inicio si no tienes mucha práctica.

Se trata justamente de lanzarse a acariciar suavemente el cuerpo sin rozar por ejemplo en el inicio las partes genitales de tu pareja. Esto hará que la excitación aumente al instante y que por ende puedas tener mayor probabilidades de que comience a estimularse y que su zona se empiece a mojar. Puedes probar tocando o rozando su clítoris o pene alrededor pero sin ir de primeras allí.

Otra forma que puedes intentar para tener sexo sin penetración es dar un masaje íntimo, como si se tratara de un masaje tantra. Esto sin duda aumentará la temperatura al momento. Utiliza aceites y todos los elementos que creas necesarios para dar un buen masaje pasando tus manos por las zonas más sensibles de todas.

Por último, pero no menos importante, dentro del sexo sin penetración, lo que importa es el contacto con el otro, con lo cual, los abrazos son fundamentales intentando que en ese momento haya contacto de todo su cuerpo con tu cuerpo y que cada una de las partes quede aprisionada por la otra, después de todo, el contacto físico con el otro nos da estabilidad y calma emocional general.

Luego de que pruebes todas estas técnicas sí puedes terminar con la típica estimulación o masturbación manual hacia el otro, pero lánzate a una nueva práctica y notarás la diferencia al instante, que se puede tener sexo sin penetración y disfrutar igualmente con ello junto a tu pareja porque cuando hay cariño y respeto al otro todo vale.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?