Terminar una relación por problemas sexuales

A pesar de que la mayoría de las personas piensan que sus relaciones terminan por motivos sentimentales, lo cierto es que la falta de entusiasmo y de sentimiento muchas veces se debe a los problemas sexuales que la pareja está atravesando.

La carencia de romance, y la práctica del sexo rápido son los motivos que llevan a la dupla a crear situaciones poco interesantes y por consiguiente sentirse aburrida. De lo contrario el sexo suele mantener a la misma muy unida, y de muy buen humor. Pero no se puede negar que con el paso del tiempo, todos vamos cambiando, y la confianza y la costumbre del otro nos hace perder la fogosidad y el pegoteo que alguna vez tuvimos.

Por tanto para no caer en la creencia de que las parejas solo se separan por cuestiones sentimentales, aquí algunas razones  por la cual muchos han puesto fin a su relación por problemas sexuales.

  • Excesivo consumo de pornografía: el magnífico estimulante pornográfico que muchas veces ayuda a las parejas a acrecentar y mejorar su vida sexual, en otras ocasiones termina por arruinarlo todo. Cuando el hábito de mirar videos de pornografía se vuelve un vicio y un consumo excesivo y deja de ser un pasatiempo divertido, alguna parte de la pareja pone el grito en el cielo y esto solo encamina a un lado, el fin.
  • Querer sexo público: el sexo público es una fantasía que no está mal cumplirla de vez en cuando. No tiene nada de malo fantasear con ella. El problema aparece cuando es la única forma que alguno de los dos tiene de excitarse. Si esto sucede solo querrá tener sexo en lugares públicos y sentir los limites todo el tiempo. Cuando el otro se resiste no se puede esperar más que el fin de la relación.
  • Excesiva práctica de sexo: hay personas demasiado hiperactivas sexualmente que nunca sentirán cansancio al respecto y siempre demandarán más a su pareja. Cuando uno de los dos solo quiere tener sexo, puede que la otra parte se sienta abrumada, cansada e incómoda. De hecho si no hay cenas románticas, salidas y actividades en común, la relación tendrá fecha de vencimiento.
  • Falta de sexo: contrariamente que el caso anterior, suele suceder que por el mundo van personas muy preocupadas por sus trabajos y rutinas diarias que lo único que generan es cansancio y se niegan, por estos motivos, a entregarse cuando sus parejas proponen la práctica amorosa. Si no se satisface al otro, tarde o temprano, llega el fin de la relación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?