Todo lo que hay que hacer para disfrutar del sexo al máximo

Nos vamos por las ramas, nos perdemos, nos enrollamos, producto de querer estereotiparlo todo. Víctimas de una industria porno que nos dice cuáles y como son las fórmulas de moda para hacer bien el amor, cada vez más son las personas frustradas por no llegar a tener experiencias como las que allí observan. Sin embargo lo importante no vive allí, sino en la satisfacción que uno tenga después del sexo, y si tu plan es mejorarla entonces recuerda siempre que todo lo que hay que hacer para disfrutar del sexo al máximo es:

  • No hay una forma de hacerlo: todo depende de las ganas, de la imaginación, la pasión y el deseo que se lleva dentro. Si te han dicho por ahí alguna forma que da resultado es mejor que vayas olvidándola si no quieres terminar frustrándote. Lo que para algunos es efectivo por lo general no lo es para los demás a la hora de hacer el amor, así que confía en ti y en tu forma de hacerlo.
  • No pienses en el orgasmo: aunque llegar al climax es lo que todos desean alcanzar, lo cierto es que si quieres concentrarte y lograrlo vas a tener que olvidarte de él. Cuanto más pienses menos goce vas a tener, y por tanto no vas a disfrutar del momento. Si no disfrutas del momento será muy difícil que puedas llegar a tener orgasmos.
  • El sexo no tiene duración: los juegos previos, la penetración, el cachondeo posterior, no tienen que estar cronometrados, sino todo lo contrario. Aunque para cada momento se estimula una cantidad de tiempo adecuado para pasar a algo más caliente, lo cierto es que si se está disfrutando de una manera es recomendable emplear el tiempo allí hasta sentir que se explota de deseo por algo más, por todo lo que se ha aprendido en otros lados olvídate y déjate llevar.
  • Olvidarse de los mitos urbanos: que si me va a doler, que si no me va a doler, que entonces me va a sangrar, pero a mí no me sangro… basta de todo ello. Todos los cuerpos humanos son diferentes y por tanto las experiencias también. Si quieres disfrutar del momento olvídate de lo que te han contado sobre las experiencias que han tenido tus conocidos, guíate por lo que sabes de tu cuerpo, lleva a tu pareja a tus zonas erógenas y disfruta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?